El lugar de origen de este tipo de animales suele ser el trópico. Pueden ser tanto vertebrados como invertebrados. Entre otros muchos ejemplos, se pueden mencionar la chinchilla, la rata, la ardilla, el ratón, el conejo, el hurón, el erizo, el loro, la cotorra, la cacatúa, el periquito, las boas, los pitones, las culebras, los lagartos, las tortugas, las ranas, las salamandras, etc. Todos estos animales son aptos para hacer compañía, por lo que pueden servir como mascotas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que domesticar y mantenerlos supone una enorme responsabilidad, ya que tienen cualidades, características y necesidades diferentes que hacen el cuidado más especial y complicado. Por ello, mientras tengamos un animal exótico debemos estar muy atentos, además de tener localizado un veterinario de exóticos donde llevarlo en caso de urgencia.

 

Iguana

El veterinario de exóticos no suele trabajar con los animales comunes como perros o gatos, pero no porque no les gusten, sino porque están especializados en otras especies. Cuentan con amplia experiencia en la atención y medicina preventiva de animales exóticos. Además, sus instalaciones y medios técnicos se adaptan específicamente a la atención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de animales como aves, reptiles, anfibios, peces y pequeños mamíferos exóticos. Un centro como este se convierte en un hospital veterinario exótico al abrir las 24 horas del día, es decir, está disponible para consultas rutinarias y urgencias.

 

Ratas

Entre sus servicios más habituales se encuentran los siguientes:

– Consulta especializada. No solo hay que llevar un animal al veterinario cuando está enfermo, sino una vez cada cierto tiempo para llevar a cabo un cuidado preventivo: consejos ante- y post-adquisición del animal, chequeos de salud, vacunaciones especiales, desparasitaciones, etc. Asimismo, los veterinarios exóticos pueden dar sesoramiento nutricional y sobre cuidados de todo tipo. También se les permite expedir certificados veterinarios, pasaporte europeo e identificación, así como colocar microchip y anillas.

– Cirugía y anestesia. Este tipo de centros veterinarios realiza tanto cirugías mayores como menores, entre las que se encuentran la radiocirugía, la microcirugía y la cirugía oftalmológica. Para ello, sus instalaciones están equipadas con medios modernos que minimalizan los riesgos, tanto de sangrado como a la hora de anestesiar el animal.

Minipig
– Su laboratorio de análisis permite realizar todo tipo de muestras como las de sangre, heces, orina, fluidos, exudados, etc. de forma inmediata. En la mayoría de los casos no tienen que recurrir a servicios externos. De esta forma, se detectan de manera más rápida las enfermedades infecciosas y parasitarias.

– Todos los pacientes de la clínica disponen de salas de hospitalización totalmente equipadas y adaptadas para cualquier tipo de animales exóticos. Se controla tanto la temperatura como la humedad ambiental.

– Otra de las grandes ventajas de los veterinarios exóticos es que tienen servicio de guardería y residencia de vacaciones para que los propietarios de los animales puedan descansar unos días sin preocuparse ni pensar qué hacer con su mascota.

 

Autor: www.madridiario.com