Los erizos son mascotas muy comunes hoy en día. Su naturaleza curiosa y las largas caminatas que suelen hacer por casa cuando se les saca de su instalación hacen que se metan en los lugares más insospechados, precisamente donde puede haber algunas pelusas, hilos u otras fibras que se les enredan en las patas. En estos animales suele pasar con mucha frecuencia, aunque parezca mentira.

La imagen puede contener: una o varias personas

Los hilos o las pelusas (formadas generalmente por pelo humano, restos de otros materiales y polvo) se llegan a apretar tanto que hacen el efecto de un torniquete dejando el extremo de la pata sin riego sanguíneo…en muchas ocasiones hemos tenido que amputar extremidades debido a este motivo 😣

No hay texto alternativo automático disponible.

Es importante vigilar diariamente las patas de los erizos que están sueltos por casa y si apreciamos algún hilo enredado y no podemos cortarlo o desenredarlo, o si la pata ya está inflamada, acudir al veterinario.

La imagen puede contener: una o varias personas

Y así queda éste “Pinchitos” una vez arreglada su travesura

Erizo enredado

 

Autor: Miguel Gallego                           Web: Centro Veterinario Madrid Exóticos