La muda del pelo se produce en la mayoría de los mamíferos y es absolutamente necesaria para regular la temperatura corporal. Ya hemos visto lo que les ocurre a los perros y a los gatos con el cambio de estación, ahora veremos que cambios experimentan los pequeños mamíferos (conejos, cobayas, hurones, etc.)

Conejos

 

Empezaremos por los conejos.  Los conejos soportan dos grandes mudas al año, una antes de que llegue el invierno y otra cuando se acerca la primavera, aunque realmente cambian su pelaje cuatro veces al año. Tendremos que cepillar a nuestro conejo tres veces por semana y si es de pelo largo unas cinco. Es muy importante durante esta época disponga de heno a disposición y que en la alimentación se encuentren verduras de hoja verde, ya que servirán como laxante natural y evitaran las peligrosas bolas de pelo que pueden causar una obstrucción abdominal. También es muy importante que realice ejercicio para el movimiento del intestino. Por otro lado, si ves que en sus caquitas hay pegadas pelos, es un claro indicativo de que se los está tragando.

 

Hurones

 

 

Foto propiedad de: Roy

 

Los hurones también tienen cuatro mudas de pelo por año, siendo más abundantes en invierno y en verano. Al igual que en los conejos es muy importante que traguen el menor pelo posible durante su acicalamiento por lo que será necesario cepillar a nuestro hurón tres o cuatro veces por semana. Y sobretodo que le demos un alimento específico para hurones.

 

Chinchillas

 

Foto propiedad de: Niko smile

 

Las chinchillas mudan dos veces al año su pelaje, en otoño y durante la primavera. Si nuestra chinchilla nos deja que la cepillemos, porque no es tarea fácil, la cepillaremos dos veces a la semana. Cuando acariciamos a una chinchilla, notamos su tacto aterciopelado y tupido. Teniendo en cuenta que el resto de los mamíferos peludos tienen una fibra capilar por folículo, en una chinchilla puede brotar hasta 50 o más pelos de un solo folículo, de ahí que el pelo sea espeso y denso. Es muy importante que tenga arena para su baño y que se la cambiemos una vez a la semana. Con éste gesto la capa de pelo muerta se desprenderá sin problemas. En cuánto a la alimentación es importante que tenga heno a disposición.

 

Autora: Antonia Villalba                       Web: www.infomascota.com