Resultado de imagen de protozoos en aves
Foto propiedad de: Botanical-online.com

Existen unos organismos de pequeño tamaño formados por una única célula, que al aumentar su número pueden provocar alteraciones intestinales a nuestros amigos, a estos también los denominaremos parásitos.

 

DISTINTOS GRUPOS

Estos organismos, denominados protozoos, se caracterizan por ser unicelulares. La mayoría de ellos poseen varios estados, que denominaremos de la siguiente manera:

– Una forma activa, que provoca las lesiones y alteraciones en el digestivo de nuestras mascotas (periodo con síntomas de la enfermedad)

– Una forma inactiva o de letargia. En este estado no perjudican a nuestra ave, mientras se encuentran de ese modo, son capaces de aguantar condiciones ambientales que no les son favorables.

 

Los formas parasitarias más comunes en aves son:

 TRICOMONIASIS: El nombre científico de la especie que provoca esta enfermedad es: Trichomonas gallinae. Este nombre tan extraño, corresponde a un organismo globoso, unicelular, que presenta como mecanismo de desplazamiento cuatro flagelos, digamos que son como “pelos” móviles. Esta parasitosis afecta sobre todo a las palomas, paseriformes, rapaces y aves de corral.

Resultado de imagen de Trichomonas gallinae
Foto propiedad de: http://parasitophilia.blogspot.com.es/

 

El modo de transmisión es directo, no necesita de ningún animal que haga de intermediario hasta el hospedador definitivo (paloma, gallina, canario,…). En muchas ocasiones, se transmite a través del contenido del buche de pájaros infectados, o de comida y agua contaminada.

La zona del digestivo, en la que se suele encontrar la mayoría de las ocasiones, es en las zonas altas (boca, faringe, esófago,…).

Las lesiones que provoca en el animal son placas de infección en la boca y el esófago. Estos abscesos purulentos, provocan molestias al tragar el alimento, de manera que uno de los síntomas es la perdida del apetito y el embolamiento.

El tratamiento para este tipo de parasitosis, es mediante terapia antibiótica que el veterinario administrara de forma correcta.

GIARDIASIS O LAMBLIASIS: Esta enfermedad esta provocada por el protozoo Giardia lamblia. Este organismo, posee una forma muy característica, similar a un “laúd”, se desplaza mediante tres pares de flagelo (pelos moviles), y la parte plana del organismo, es la zona que va adherida a la mucosa intestinal.

Resultado de imagen de GIARDIASIS O LAMBLIASIS
Foto propiedad de: leeuwenhoek.wordpress.com

Esta parasitosis es de gran importancia, debido a que afecta a todo tipo de aves, reptiles y mamíferos, incluido el hombre, es lo que llamamos una zoonosis.

El modo en el que se produce la infección de un organismo, es mediante la ingesta de agua o comida contaminada con quistes (forma resistente) del parásito o mediante el picoteo de heces de animales infectados.

Las aves que están parasitadas por este organismo, presentan diarreas fétidas, embolamiento, perdida de peso,… etc.

La ubicación del parásito dentro del aparato digestivo de nuestras aves, es en el intestino delgado, donde va lesionando la mucosa intestinal para poder nutrirse. De ahí que no puedan observarse lesiones aparentes, como en el caso anterior

El tratamiento de este microorganismo, es mediante la administración de antibióticos específicos.

COCCIDIOSIS: Dentro de este epígrafe encontramos varias especies que producen dicha enfermedad. Al igual que en el caso anterior, estamos hablando de una zoonosis por afectar también al hombre (individuos inmuno-deprimidos, ancianos y niños).

Resultado de imagen de coccidiosis
Foto propiedad de: http://www.chickenwhisperermagazine.com/

Las formas parasitarias más comunes, pertenecen a los géneros: Eimeria spp., Isospora spp., y Criptosporidium spp.

Nuestras aves, pueden reinfectarse al ingerir el alimento del fondo de la jaula, pues estará mezclado con sus propias heces y contendrá las formas infecciosas.

La sintomatología que producen es: diarrea con gran cantidad de mucosidad, acompañada de sangre, perdida de peso, embolamiento… etc.

Resultado de imagen de coccidiosis
Foto propiedad de: El Sitio Avicola

Un ave que aparentemente este en buen estado, perfectamente puede poseer este parásito en su digestivo. Este “bichito”, solo provocara lesiones y daños en el animal, cuando este sufra una bajada de defensas o situaciones de estrés, que aprovecharan para aumentar su número y provocar daños en el aparato digestivo.

Este parásito se caracteriza por poder pasar periodos de letargia dentro de las células intestinales del hospedador. Si hacemos un análisis de heces y coincide con este periodo, no se detectaría el parásito.

El modo de controlar esta parasitosis, es mediante antibio-terapia, pero hemos de tener claro que una vez haya entrado este parásito en nuestras aves, no lo eliminaremos totalmente, siempre habrá pequeñas cantidades de él, que se queden en el interior de las células intestinales y por lo tanto el tratamiento no las elimine.

En cualquiera de los tres casos, el tratamiento ha de ser administrado por un especialista para evitar generar formas resistentes.

Web: www.mascoteros.com