Las manías de los gatos con la comida

Gato comiendo - Foto de David Yu: https://www.pexels.com/es-es/foto/comida-mascota-cabeza-gato-17393531/

Los gatos son animales con personalidades muy particulares. Si tienes gatos sabrás de que estoy hablando. Sus comportamientos en relación con la comida pueden ser bastante diversos. Estas manías pueden variar de un bigotudo a otro, ya que no hay dos gatos iguales.

 

Manías gatunas

Estas son algunas de las manías gatunas más frecuentes. Pero recuerda que algunas tienen sentido ya que se lo marca su instinto:

 

Preferencias alimenticias estrictas

Muchos gatos desarrollan gustos muy específicos por ciertos tipos de alimentos, ya sea comida húmeda, seca, o de una marca específica. Esta preferencia puede ser tan fuerte que rechazan cualquier otra opción, incluso si es similar en composición o sabor. Esto puede estar relacionado con su instinto natural de ser cazadores, lo que los hace ser muy selectivos con lo que ingieren.

 

Horario riguroso para comer

Los gatos son animales de hábitos y pueden insistir en comer a la misma hora todos los días. No hace falta que les avises para comer, tienen una puntualidad inglesa. Si te retrasas con su comida, pueden volverse muy insistentes, maullando, frotándose contra sus dueños, o incluso haciendo travesuras o dejándote un regalito fuera del arenero  para llamar tu atención y ser alimentados.

 

Obsesión por ciertos alimentos humanos

A pesar de que muchos alimentos humanos no son adecuados para los felinos y pueden ser peligrosos para su salud, algunos bigotudos desarrollan una obsesión por ciertos tipos de comida, como el atún de lata, el pollo guisado, o productos lácteos, tales como yogures, requesón, queso. Pueden volverse muy persistentes, maullando y montando todo un drama. Recuerda que con una uñita pueden robarte directamente ese codiciado manjar de tu plato.

 

Comer en lugares específicos

Algunos uñitas muestran una fuerte preferencia por comer en un lugar determinado de la casa. Esto podría estar relacionado con una sensación de seguridad y comodidad. Si se cambia el lugar de su plato, es posible que se nieguen a comer hasta que el plato vuelva a su ubicación habitual. !Así son ellos!

 

Rituales antes de comer

Los gatos pueden desarrollar rituales específicos que realizan antes de comer, como dar vueltas alrededor del plato, rascarse, o realizar ciertos movimientos. Estos comportamientos pueden ser parte de su preparación mental para la comida y pueden volverse muy rígidos en su ejecución.

 

Jugar con la comida

!Con la comida no se juega! Pues sí, si se juega, al menos eso opinan nuestros compañeros gatunos. Algunos felinos disfrutan jugando con su comida antes de comerla, especialmente con la comida seca. Pueden sacar las croquetas del plato y jugar con ellas en el suelo, lo que también puede ser una forma de estimular sus instintos naturales de caza. Cuando los gatos caseros tienen acceso al exterior (lo cual no es recomendable) y cazan algún ratón o similar, juegan con él, con esa comida para cansarla porque si no lo cansan, esta «comida» se puede revolver y morderles.

 

Brownie - Foto propiedad Antonia Villalba

 

Rechazo a comida que no sea recién puesta

¿Qué significa la comida vieja para tu gato? Pues una comida que no esté recién puesta y que conserve todas sus propiedades, como por ejemplo, la grasa exterior del pienso que no se haya resecado o que se haya oxidado el paté, o la gelatina. Tu compañero bigotudo tiene un agudo sentido del olfato y si detectan que no está fresca probablemente la rechace. Recuerda estos pequeños tigres en miniatura son expertos gourmets que prefieren alimentos recién servidos, lo que puede ser un desafío para sus compañeros humanos que intentan evitar el desperdicio de comida.

 

Almacenamiento de comida

Algunos gatos tienen la manía de esconder o enterrar comida para comerla más tarde. Este comportamiento es una herencia de su pasado salvaje, pues sus ancestros enterraban la comida para ocultarla de otros depredadores.

 

Preferencia por temperaturas específicas

A diferencia de los perros, algunos gatos pueden ser muy sensibles a la temperatura de su comida. Pueden rechazar comida que esté demasiado fría (como la que viene directamente de la nevera y prefieren que esté a temperatura ambiente o ligeramente tibia. Si se la calientas un poquitín en el microondas se la comerá sin problemas.

 

Exigencia de variedad:

Algunos bigotudos pueden cansarse de comer lo mismo todos los días y reclaman a su humano una variedad en su dieta. Estos gatos pueden rechazar una comida que han estado comiendo por un tiempo y demandar algo nuevo.

 

Manías gatunas - Gato comiendo - Foto de pelegnar .: https://www.pexels.com/es-es/foto/comiendo-animal-mascota-gato-16039749/
Foto de Pelegnar

 

Inseguridad alimentaria

Los gatos que han pasado por periodos de escasez de comida pueden desarrollar comportamientos ansiosos alrededor de la comida, como comer muy rápido, lo que puede llevar a vómitos, o proteger su plato de comida de otros animales e incluso de personas. Puedes poner un comedero antiestrés para manejar esta situación.

 

Cambio en la alimentación debido al estrés

Los gatos son muy sensibles a los cambios en su entorno y pueden perder el apetito o desarrollar manías alimenticias en respuesta al estrés. La llegada de nuevos miembros a la familia (humanos o animales),las mudanzas, o los cambios en su rutina diaria pueden afectar su comportamiento alimenticio.

 

Comer de la mano

Algunos felinos prefieren comer directamente de la mano de sus dueños en lugar de su plato. Lo que buscan con este comportamiento es una llamada de atención.

 

Manías gatunas - Gato comiendo de la mano - Foto de William Sutherland: https://www.pexels.com/es-es/foto/comida-mano-animal-mascota-5201246/
Foto de William Sutherland

 

Evitar la comida cerca de la caja de arena

¿A qué tú no comerías en el baño? Pues tu bigotudo tampoco. Los gatos son muy limpios por naturaleza y prefieren no comer cerca de su caja de arena. Colocar su comida lejos de la caja de arena es importante para mantener su apetito y bienestar.

 

Preferencias de textura

Al igual que con el sabor, algunos gatos tienen preferencias muy marcadas por la textura de su comida. Pueden preferir alimentos secos y crujientes, alimentos húmedos y suaves, o una combinación de ambos.

 

 

Comprender estas manías gatunas y comportamientos es crucial para asegurar que los gatos mantengan una dieta equilibrada y saludable. Adaptarse a sus necesidades y preferencias puede ayudar a minimizar el estrés y fomentar una alimentación adecuada. Si un gato muestra cambios significativos en su comportamiento alimenticio, es recomendable consultar con un veterinario para descartar problemas de salud subyacentes.

 

Autora: Antonia Villalba

Visitas: 44

Compártelo

infoespecies