Hemos entrevistado a Juan Carlos Ortiz, presidente de la Asociación de Veterinarios Municipales y nos ha aclarado aspectos fundamentales sobre los temas que actualmente están candentes dentro de la protección animal, cría y razas de perros potencialmente peligrosos.

 

Juan Carlos Ortiz, presidente de la Asociación de Veterinarios Municipales
Juan Carlos Ortiz, presidente de la Asociación de Veterinarios Municipales

 

Os dejamos la entrevista por si queréis escucharla:

 

¿Qué opinión te merecen las razas de perros potencialmente peligrosos?

Esa denominación de razas de perros es una denominación absolutamente arbitraria, injusta que nació a raíz de la publicación de la ley que regula este tipo de animales.

 

¿Por qué crees que la Ley actual de los PPP debe cambiarse?

Es una ley ineficaz y desfasada. Se publicó por una serie de intereses políticos y coyunturales del momento y debe de ser reconducida, modificada o derogada a la mayor brevedad posible porque ha causado mucho daño a estas razas. El objeto para la cual se promulgó no ha surtido ningún tipo de efecto. Si cogemos los periódicos a partir de la promulgación de esta ley podremos ver que el número de agresiones graves y de muertes a personas por perros, sean por los denominados potencialmente peligrosos o no, es igual o superior a los que existían con anterioridad a la publicación de la ley. Esta ley lo único que pretende es confinar a los animales para paliar que las agresiones sean menores o sean menos graves.

 

El 80% de los refugios, si no más, tiene entre sus animales para adoptar perros PPP que por desgracia es imposible que salgan adoptados ¿Crees que la gente tiene miedo de adoptar a estos perros?

Sí, la fama que se les ha creado en medios de comunicación a la gente le impone. Estos animales por raza no tienen ningún tipo de problema. Puede haber individualidades, animales que por su carácter requieran una persona con una formación y unas características de conocimiento en lo que a esas razas se refiere que puedan controlar a ese animal y que no suponga un peligro. Es un problema de educación, pero sobretodo radica en la actitud y la forma de ser del dueño. Un perro potencialmente peligroso no es un arma, pero en las manos inapropiadas puede llegar a serlo.

 

¿Qué estudios son los que crees que deben de calificar a un animal como peligroso o con cierto riesgo de peligrosidad para la sociedad?

En principio hay que hacer una evaluación del temperamento y de la conducta de los perros de forma individual animal por animal y después tener en cuenta que las agresiones que se producen en la mayoría de los casos, es fruto de unas circunstancias que se dan en un momento determinado y hacen que el animal reaccione de una determinada forma. Eso no significa que sea un perro potencialmente peligroso, puede ser un perro con mayor o menor agresividad, pero también puede ser una reacción ante un estímulo que provoca que el animal reaccione, con mayor o menor contundencia pero no podemos hablar solamente del animal, tenemos que hablar también de las circunstancias. Esto requiere hacer un estudio, una valoración de conducta. A priori, no tenemos porque considerar a los perros que sean potencialmente peligrosos. Si empiezan a manifestar algún síntoma por su carácter de agresividad pues a lo mejor hay que plantearse hacer un estudio en profundidad a través de la ciencia de la etología y el comportamiento. Esto requiere que se haga de una forma reglada siguiendo un protocolo con criterios uniformes y estudios amplios, con informes que permitan tomar decisiones, esta fase está por desarrollarse aún.

 

Perros Potencialmente Peligrosos - PPP

 

La RSCE aboga por la retirada de esta Ley de PPP y en su defecto proponer cursos de educación para los propietarios, ¿estás de acuerdo con esta acción? ¿crees que sería una buena medida? 

Habría que ver que se esconde detrás de eso, si hay algún tipo de interés. En la RSCE hay asociaciones de perros a los que obviamente esta ley les afecta. El que recomienden una formación a todas las personas que tengan o vayan a adquirir un perro supuestamente calificado como PPP, diría que «el saber no ocupa lugar», todo lo que sea formación resulta perfecto. En otros países cualquier persona que posea un perro tiene que tener una formación mínima básica. Pero yo empezaría por el principio, es decir una formación que vaya enfocada a que el perro esté perfectamente socializado y educado para que pueda vivir en sociedad sin generar molestias para el resto de ciudadanos. Cualquier persona que quiera adoptar un perro debería tener unos conocimientos mínimos. Sí se detectara un comportamiento incívico por parte de la persona más que del propio animal, se podría poner una denuncia y una sanción, además de imponer la realización obligatoria de un curso para que aprenda a tratar a su perro.

 

¿Qué papel crees que han desempeñado los medios de comunicación para el maltrato que sufren los PPP como razas de perros?

En los últimos años en los medios de comunicación a nivel nacional se ha impuesto el sensacionalismo y ha aparecido el «amarillismo», no hay artículos con razonamiento, bien expresados.

 

En cuanto al abandono de perros, ¿no crees que sería interesante obligar al propietario a nada más que vaya a una consulta veterinaria con su cachorro tenga obligatoriamente que ponerle el microchip en ese momento y si no dar parte a las autoridades municipales?

Es un poco complicado. Pero es cierto que los dueños de los perros, así como gatos tienen la obligación de censarlos en el ayuntamiento, independientemente de la puesta del microchip y la vacunación en la clínica veterinaria. A mí personalmente no me parece una mala idea, otra cosa es que el sector lo quiera llevar a cabo. Vincular el abandono con el tema del microchip evidentemente hay una cierta relación, pero no es la panacea. Si queremos luchar contra el abandono debemos de fomentar la tenencia responsable y la adopción, eso implica establecer una serie de políticas amplias en el tema de esterilización, identificación y educación. Debería también controlarse los perros que residen en la periferia, polígonos industriales, núcleos marginales, zonas agrícolas-ganaderas donde hay animales ejerciendo labores de guarda y defensa. Sus dueños se preocupan bien poco de ellos, están a su libre albedrío y en su gran mayoría son la fábrica de cachorros que surten al resto de la ciudad, hay que controlar a esos animales. En ciertos casos la esterilización debería ser obligatoria.

AVEM

¿Cómo crees que se debería realizar la cría de perros, por criadores profesionales, amateurs?

Que haya criadores profesionales es importante. No solamente que cuenten con todos los permisos necesarios para poder ejercer su actividad, sino que además sea gente que se preocupe de hacer una selección genética en condiciones. No fomentando ejemplares que tengan defectos genéticos que luego puedan repercutir en problemas. Respecto al criador «amateur» sería importante tener un control de ADN, para vigilar descendencias no deseadas.

 

¿Fijarías algún límite de hembras y machos por raza para su cría?

No, no fijaría ningún límite, eso ya lo hace la ley, a partir de cinco animales tienes que ser núcleo zoológico.

 

¿Qué crees que se puede atajar para erradicar los criaderos ilegales?

Es muy lamentable que se den criaderos ilegales sin el más mínimo control sanitario. Para mí el método más eficaz para prevenirlo es la educación y la formación, lo contrario es establecer un estado policial y eso no beneficia a nadie y tampoco es la solución.

En este sentido crees ¿que la creación de un registro único de identificación para todo el territorio español sería una solución más para evitar el abandono?

Es una necesidad imperiosa para gestionar y controlar todo el tema de animales de compañía, abandono, perros potencialmente peligrosos, perros perdidos, agresiones. La situación actual desde luego no beneficia a nadie y genera muchos problemas para personas que han perdido un perro o simplemente personas que viajan entre distintas comunidades que en unas se considera a determinados perros peligrosos y en otras no, esto genera una inseguridad jurídica importante. Todo lo que sea un registro central al que puedan acceder todas las autoridades, así como Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, los servicios oficiales donde se encuentre toda la información  sería un gran paso.

 

¿Qué opinas del sacrificio cero?

Junto con la Ley de los PPP es la tormenta perfecta. Tenemos el mayor número de animales en condiciones de malestar animal constatado. Protegidos por las administraciones, es el caso por ejemplo de los perros calificados como potencialmente peligrosos que se encuentran en los centros de protección  oficiales en una «jaula de oro». Al cabo de los pocos meses pues terminan con problemas de conducta que pueden ser irrecuperables. Hay que poner los medios para no almacenar animales como si fueran muebles.

 

Por otro lado como veterinario, ¿extenderías las vacunaciones y las pondrías como obligatorias  a todas las Comunidades Autonómas?

Aquí hay que distinguir dos campos, por un lado tenemos las enfermedades que son propiamente de los animales en general y que normalmente va a ser muy difícil que traspase la barrera entre especies y generar una zoonosis.  Dependiendo del mapa epidemiológico de España o del interés que pueda existir de proteger frente a determinadas enfermedades que son muy graves, yo las pondría recomendables como por ejemplo moquillo, hepatitis, parvovius. Pero las que sí haría obligatorias sin lugar a dudas son aquellas en las que puede derivar un zoonosis como por ejemplo la rabia u otras que puedan generar problemas a corto o a largo plazo de salud pública, eso hay que tenerlo previsto y controlado.

 

Con la epidemia del Covid-19 ¿crees que sería factible la creación de un bono social para gastos veterinarios de mascotas?

Para eso existen las igualas que a día de hoy siguen funcionando. Las personas tienen que ser responsables cuando tienen un animal de compañía. Una mascota requiere atención y un esfuerzo tanto económico como personal. Hay que ser consciente de esto y tener los suficientes medios como para poder hacerlo, si no incurres en no atender bien a tu mascota y puede llegar un momento en que te pueden acusar de maltrato. Las iniciativas privadas tales como fundaciones, federaciones de protección  animal, protectoras, que reciben muchas subvenciones deberían son las que se deberían ocupar de ello.

 

¿Cuáles son las mascotas que no se deben tener como tal?

Hay animales que no se pueden tener debido a su peligrosidad. Además hay dueños irresponsables que cuando se cansan los sueltan poniendo en peligro a toda la fauna autóctona.

Autora: Antonia Villalba