Aprendiendo a hacer feliz a nuestro gato

Aprendiendo a hacer feliz a nuestro gato

Independientes, espontáneos, limpios, elegantes, inteligentes… Por todo ello, para muchos los gatos son unos de los animales perfectos para convertirse en los mejores compañeros de vida. No obstante, convivir con un felino también puede suscitar muchas dudas y preguntas sobre su comportamiento o sus manías, como cuando decide mirarte fijamente o tumbarse y dormir bajo la luz del sol, haciendo incluso que sus dueños lleguen a cuestionarse sobre el estado de ánimo que se esconde detrás de esos comportamientos y señales.

Los gatos son capaces de mostrarnos cómo se sienten a través de su propio lenguaje corporal, sus maullidos o sus ronroneos. Que el gato sea feliz es un claro indicador de que goza de un buen estado de salud, así que para empezar es importante asegurarse de hacerle las revisiones veterinarias pertinentes, además de garantizarle una alimentación de calidad adecuada.

 

close-up photography of brown Persian cat

 

En cuanto a su día a día, es importante dedicarle tiempo de juego y de mimos, pero también hay que garantizarle su propio espacio en la casa, con un comedero y un bebedero, además de un lugar en el que pueda descansar, relajarse y afilar sus uñas con algún rascador. También es importante el arenero que se utilice y dónde se coloque. Lo recomendable es adquirir una bandeja resistente con un tamaño adecuado para el gato, ya sea abierta o cerrada, y colocarla en un lugar tranquilo y ventilado, a ser posible siempre en el mismo sitio, ya que a los felinos no les agradan los cambios.

A su vez, la arena deberá amoldarse a la personalidad de nuestro gato y, por norma general, la prefieren de consistencias finas, es decir, que no se les claven en las patitas, de aspecto homogéneo, con bajo contenido en polvo y sin olores fuertes ni colorantes. La finalidad última es facilitar su comportamiento eliminativo, favoreciendo el desarrollo de su instinto natural de ocultar las deposiciones. Asimismo, los gatos son animales muy limpios e higiénicos, por lo que es recomendable hacer el mantenimiento de la arena de forma escrupulosa, eliminando heces diariamente y partes húmedas o aglomerados cada dos o tres días.

 

brown tabby cat lying on white and gray stripe textile

 

En definitiva, conocer y respetar sus sentimientos y conductas e interpretar las señales que intentan darnos son claves para poder hacerlos felices y serlo también nosotros con ellos. Los gatos son mucho más que mascotas, forman parte de nuestra vida cotidiana y de nuestras familias, por lo que es importante que hagamos todo lo posible para mejorar el espacio que compartimos con ellos.

 

Autor: Ignacio Duch, Pet Care manager de Sanicat