¿Tu perro fuma? Pues a lo mejor «sí»

Un estudio realizado con terriers escoceses indica que la exposición al humo del cigarrillo aumenta seis veces el riesgo de cáncer de vejiga

Cuando un perro (o un humano) se expone al humo del tabaco, ya sea al respirarlo o al lamer la ropa saturada del olor, su cuerpo absorbe las sustancias químicas del humo y las elimina a través de la orina. Esto provoca cáncer en el tracto urinario, pero también ofrece una forma de evaluar la exposición al humo. Los investigadores analizaron la orina de los perros en busca de un metabolito de la nicotina, la cotinina, y su presencia indicó que el perro había estado expuesto a cantidades significativas de humo de tabaco.

Cada vez que hay humo de tabaco en la misma habitación que un perro, el perro inhala el humo. Sin embargo, algunos perros también tenían cotinina en la orina cuando sus dueños no fumaban. En ese caso, el perro podría haber estado expuesto fuera de casa. O puede ser que sus dueños visitaran lugares donde otras personas fumaban y regresaran a casa con humo en la ropa.

«Si alguien va a un concierto o fiesta lleno de humo, luego regresa a casa y su perro salta sobre su regazo para acurrucarse con él, el perro puede quedar expuesto a las partículas del humo a través de la ropa de la persona», dijo la veterinaria Deborah Knapp,

 

Terrier escocés

 

Estudio

Dirigido por la veterinaria de Purdue, Deborah Knapp, un equipo de investigadores rastreó a 120 terriers escoceses durante un período de tres años. En un artículo publicado en The Veterinary Journal, descubrieron que los perros expuestos al humo del cigarrillo tenían seis veces más probabilidades de desarrollar cáncer de vejiga que aquellos que no lo estaban. Knapp es Profesor Distinguido de Oncología Comparada de Purdue.

El equipo de Knapp estudió a 120 escoceses y evaluó su salud, medio ambiente, alimentación, actividad, ubicación y cualquier cosa que se les ocurriera que pudiera afectar su riesgo de cáncer. El objetivo era descubrir qué podría prevenir un cáncer desgarrador y a menudo mortal en esta raza, pero también utilizar esa información para ver qué podría afectar el cáncer en otros perros e incluso en humanos. Los perros son una excelente especie de estudio porque viven junto a los humanos, compartiendo comida, ropa de cama, vivienda, atmósfera y casi todo lo demás.

 

Resultados

Los resultados no son todos blancos y negros. No todos los perros que estaban cerca de fumadores contrajeron cáncer, y algunos perros que no estaban cerca del humo igualmente contrajeron cáncer. Esto también es cierto en los humanos. La mitad del cáncer de vejiga humano se debe al tabaquismo, pero no todos los fumadores desarrollan cáncer de vejiga. Este descubrimiento brinda al equipo de Purdue la oportunidad de estudiar cómo los efectos combinados de la genética heredada de los padres más las exposiciones ambientales conducen al cáncer.

 

Recomendaciones

«Lo que esperamos que los dueños de mascotas aprendan de esto es que si pueden reducir la exposición de sus perros al humo, eso puede ayudar a la salud de los perros», dijo Knapp. «Esperamos que dejen de fumar por completo, tanto por su salud como para que sigan estando cerca de sus perros, pero cualquier medida para evitar que los perros fumen será de ayuda».

 

Fuente: Purdue University

Visitas: 26

Compártelo

infoespecies