Ratas

Animales sucios, asociados a la basura, a las plagas, transmisoras de enfermedades… ¿Pero, qué hay de cierto en todo esto?

Pues me paso por aquí y aprovecho  para deciros que nada de esto es cierto al 100% y os voy a explicar el por qué y por supuesto, de qué animal os estoy hablando: la rata.

 

Ratas

 

La Rata

La rata es un pequeño y temido roedor para la gran mayoría de las personas. Debido a la falta de información o a la creencia errónea que existe en torno a ellas. Se dice que son susceptibles exportadoras de grandes enfermedades como la peste, la salmonelosis, la fiebre provocada por su mordedura y la rabia.

No es la rata quién transmite la enfermedad sino el parásito de carácter externo o interno quienes transmiten cualquiera de las enfermedades anteriores. No por el hecho de ser ratas son más susceptibles de contagiar cierto tipo de enfermedades ya que cualquier  animal callejero puede ser portador de éstas mismas y no suponer un riesgo a la hora de ser vacunado, desparasitado y que pueda convivir tranquilamente con una familia. A diferencia de otras especies, las ratas son animales de naturaleza dominante y su convivencia en un núcleo familiar se vería limitado si no fuera una rata doméstica o de compañía y fuera salvaje.

 

Rata con perro

 

Pero las ratas domésticas no son así, ya que como un perro o gato,  si son desparasitadas interna y externamente no hay peligro para que convivan, al igual que los anteriores, en cualquier núcleo familiar. Son animales totalmente sociables con el ser humano, les gusta interactuar con las personas, son muy inteligentes y  aprenden de manera muy rápida. Cabe destacar que son gregarias, con lo cual necesitan estar acompañadas de otro semejante siempre y así garanticemos su correcto desarrollo y su felicidad al permitirle compartir largos tiempos de juego e interacción con otros animales de su misma especie.

Algo muy importante es evitar siempre introducir animales de esta especie del mismo sexo.  Si mantuviésemos ratas del mismo sexo, deberemos valorar la opción de castrar alguna de ellas, por varios motivos. Primero evitaremos la cría desproporcionada y segundo la consanguinidad (apareamiento entre animales de la misma familia). Siendo esta última uno de los problemas más comunes en las ratas y que afecta directamente a su salud y su longevidad.

 

Ratas con perros

 

En sí tener una rata como mascota no es algo difícil, ya que no requiere cuidados especiales pero si la ayuda de veterinarios de la rama de exóticos en los que poder confiar cuando nuestra mascota necesite cuidados médicos o para su calendario de vacunación y desparasitación que deberemos cumplir a rajatabla.

Con una jaula apta de mínimo 50×50 para dos, alimentación a base de fruta y verdura fresca variada , una mezcla totalmente natural de semillas, un sustrato libre de polvo y una persona que le guste gozar de largas horas de sus maravillosas compañera ya lo tendríamos casi todo.

 

Ratas

 

Este artículo ha sido escrito una seguidora de www.infomascota.com Lucía Losada. En su cuenta de instagram @lu_love_rats es dónde muestro su día a  día con estos maravillosos seres. También la gusta dar ideas culinarias, enseñar a crear un correcto enriquecimiento ambiental y sobre todo intentar normalizar y acercar las ratas a todo aquel que se precie buen amante de los animales.

Sí tu también quieres enviarnos tu artículo sobre tus experiencias con tu familia «alada, peluda o escamosa» estaremos encantados de publicártelo.