Los piojos son muy raros en ratas pero sí, en este caso, Thomas estaba llenito de ellos. Se trata de piojos hematófagos (seguramente del género Polyplax), es decir, que se alimentan de la sangre de la rata y con tanta cantidad, si no se tratan a tiempo, podrían haberle provocado severa anemia; por suerte el tratamiento suele ser muy efectivo.

Piojos hematofagos en ratas
Piojos hematofagos en ratas – Todos los derechos reservados. Imagen cortesía de: Centro Veterinario Madrid Exóticos

 

Los piojos de las ratas no se contagian a personas pero si podrían hacerlo a otros roedores, así que hay que tener unas medidas de higiene un poco rigurosas durante el tratamiento. De hecho es probable que Thomas se haya contagiado de otro roedor o por contacto con algún objeto que a su vez haya estado con un animal parasitado.

 

Piojos hematófagos
Piojos hematofagos en ratas – Todos los derechos reservados. Imagen cortesía de: Centro Veterinario Madrid Exóticos

 

También es importante tener en cuenta que estos piojos pueden transmitir enfermedades como la hemobartonelosis y tripanosomiasis a las ratas (no a las personas), y para evitarlo se puede poner un tratamiento profiláctico contra estas enfermedades.

 

Autor: Miguel Gallego                                 Web: Centro Veterinario Madrid Exóticos