La ley de caza de Castilla y León es considerada inconstitucional también por el Tribunal Superior de Justicia, como ya lo fuera por el Defensor del Pueblo.

Continuamos nuestra batalla legal contra la caza en Castilla y León. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha trasladado una cuestión de inconstitucionalidad sobre la ley de caza.

Acorralando la caza

 

En el auto judicial explica que la Ley 9/2019, de 28 de marzo, ha sido aprobada para proteger la actividad cinegética, suspendida por este tribunal gracias a la denuncia del Partido Animalista. Sostiene que esta la ley de caza aprobada por las Cortes de Castilla y León vulnera el principio de separación de poderes reconocido en la Constitución.

Es una fantástica noticia, que se suma a la cuestión de insconstitucionalidad que ya presentó ante el TC el Defensor del Pueblo, también a instancias de PACMA.

 

Lobo Ibérico

 

Te explicamos de manera sencilla todos los pasos que se han dado para llegar hasta aquí:

  1. PACMA denunció que la caza en Castilla y León se estaba cometiendo sin cumplir las directivas europeas de protección de hábitats y aves silvestres.
  2. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León tramitó la denuncia de PACMA y apreció, efectivamente, indicios de incumplimiento de las directivas.
  3. EL TSJ dictó un auto judicial con medidas cautelares que obligaban a la suspensión de la actividad cinegética en la comunidad de Castilla y León porque consideraba que la continuación de la caza «podía comportar daños de imposible o difícil reparación para la fauna silvestre, de modo que, de no adoptarse la medida, el recurso perdería su finalidad legítima porque, para cuando se dictase la sentencia, el daño ya se habría producido».
  4. Lo que el TSJ suspendía era el Decreto 32/2015, de 30 de abril, por el que se regula la conservación de las especies cinegéticas de Castilla y León, su aprovechamiento sostenible y el control poblacional de la fauna silvestre y, como lógica consecuencia, se suspendió igualmente la Orden FYM/728/2018, de 25 de junio, por la que se aprueba la Orden Anual de Caza.
  5. Los partidos políticos, a través de las Cortes de Castilla y León, decidieron tramitar de manera excepcional y urgente una nueva ley de caza, en la que se incluía todo lo que hasta ahora regulaba el Decreto suspendido y la Orden Anual de caza suspendida también.
  6. Con esta maniobra, que en PACMA consideramos una artimaña para contentar a los cazadores y saltarse una decisión judicial, la caza volvió a Castilla y León.
  7. Entonces PACMA argumentó al TSJ y al Defensor del Pueblo la inconstitucionalidad de esta recién aprobada ley de caza, que pretendía burlarse del Tribunal Superior de Justicia.
  8. El Defensor del Pueblo lo reconoció así y trasladó al Tribunal Constitucional una cuestión de inconstitucionalidad.
  9. Ahora el Tribunal Superior de Justicia ha hecho lo mismo.
  10. En este momento la Ley de Caza de Castilla y León está en el Tribunal Constitucional.

Durante todo este proceso han ocurrido dos cosas inauditas: las Cortes de Castilla y León han querido burlarse de un tribunal de justicia solo por contentar a los cazadores y el tribunal burlado ha considerado que esto vulnera la Constituación.

 

Web: PACMA