Autor: Mateu de Peces y Bonsais

 

Biología

 Nemateleotris decora,
Nemateleotris decora

 

Orden: Percomorfos Familia: Microdesmidae Subfamilia: Ptereleotrinae Clase: Actinopterygii Género: Nemateleotris Especie: Nemateleotris decora

 

El Nemateleotris Decora, es un pequeño gobio que tiene su hábitat   natural en el Indopacífico, extendiéndose por Samoa, el norte de las Islas Ryukyu y el sur de Nueva Caledonia.

En estado salvaje viven en fondos arenosos y en arrecifes, a una profundidad de 25- 70 metros, donde delimitan un pequeño territorio alrededor de un refugio, en el cual se esconderán al notar el menor síntoma de peligro. Todos los gobios del género Nemateleotris suelen encontrarse en parejas pues son peces monógamos y bastantes fieles a su pareja, ya   que raramente se dan casos de roptura de estas (a no ser que se de el caso de   muerte de uno de ellos).

Se alimentan de zooplancton, especialmente de copépodos y larvas de crustáceos, aunque tampoco desdeñan alguna presa mayor, como minúsculos   camarones u otros alevines.

Introducción

El nemateleotris decora es un pez característico del acuario de arrecife y a su vez muy valorado por los aficcionados. No es difícil mantenerlos y es incluso, uno de los peces más recomendados para el iniciado en acuariofília   marina. Aquí podremos encontrar suficiente información sobre sus costumbres y necesidades.

El nemateleotris decora, es un pez hermoso y muy valorado por los acuaiófilos de arrecife, aunque no tan frecuente como su primo Nemateleotris magnifica. Su  cuerpo, que raramente alcanza más de 10 cm, tiene una forma muy original  y atractiva: es largo, con forma cilíndrica y una espina morada que sobresale  de la aleta dorsal, la cual tiene diversas funciones, todo ello combinado con  su peculiar coloración mitad rojo amorantado, mitad amarillo/ blanco, con  pequeños retoques azulados y rojas en la parte más cercana a la  cabeza.

Es un pez muy resistente y uno de los más rápidos que personalmente   haya visto nunca, moviéndose con pequeños impulsos que pueden llegar a dar la sensación de como si el pez desapareciera y apareciera en otro lugar del acuario. Es importante tener refugios en el acuario, debido a que es un animal tímido y puede necesitar su tiempo en acondicionarse   a su nuevo hogar.

Alimentación

La alimentación no supone ningún impedimiento para mantener con  salud a los decora, ya que se trata de un pez muy resistente, pese a aparentar  ser delicado. Se alimentará sin problemas con alimento seco en escamas, alimento vivo, alimento congelado (larva roja, artemia, daphnia, cyclops, mysis…)  e incluso podremos darles trocitos de gamba (cruda), caracoles de mar hervidos  (sólo el cuerpo, se entiende, no con concha), pedacitos de calamar u otro  alimento troceado perteneciente del mar. Eso sí trocitos pequeños  o sinó no podrá tragárselos.

Compatibilidad con otras especies

Nemateleotris Decora
Nemateleotris Decora

En el apartado de la sociabilidad, se debe decir que es un pez que se adapta  perfectamente con sus compañeros de acuario e incluso con todos los invertebrados, a excepción de las anémonas demasiado grandes, que podrían representar un peligro por ser depredadores de nuestros pequeños gobios. Obviamente, los n. decora pueden mantenerse en grupos, es más, se aconseja  tenerlos en grupos o en parejas, ya que su comportamiento hacia otros ejemplares  de su propia especie es algo que vale la pena de observar: si son pareja todo  el tiempo irán juntos e incluso podrán llegar a reproducirse en  cautividad; esto no es nada difícil si los peces disponen de un buen acuario,  unos buenos compañeros y una buena dieta con la que desarrollarse correctamente.

El único planteamiento que deberemos hacernos, es mezclarlos con aquellos peces que puedan depredar a los decora, como meros, peces león (o escorpión) o ballestas muy grandes. Los nemateleotris son pacíficos y jamás   atacarán a otros peces.

Reproducción

Son pocas las especies marinas que pueden llegar a reproducirse en cautividad,  el nemateleotris decora es uno de ellos. El máximo problema para reproducir  peces de agua salada, no es la propia reproducción en sí, sino el  desarrollo y alimentación de las crías, ya que se deben mantener  los parámetros del agua perfectísimos y un buen cultivo de zooplancton,  artemia u otros organismos vivos de diminuto tamaño… al contrario que  los peces de agua dulce, las crías de peces de agua salada no se alimentarán  con infusorios o comida artificial, ya que se rigen por el instinto de la depredación  de organismos en movimiento. Así que si queremos reproducir nuestros nemateleotris,  primero deberemos dominar dos cosas: 1) Un acuario extra, donde desarrollar las  crías, con un filtro no demasiado potente y sin sustrato (para que el alimento  no se meta entre la arena coralina y no pueda ser visto por las larvas/ alevines),  y 2) Un dominio de las técnicas del cultivo de diversas clases de plancton  u otros organismos microscópicos y más adelante con artemia recién  salina.

Es bien sabido que esto no es nada fácil y que está reservado a los aficcionados más experimentados; pero también es cierto que si nos lo proponemos firmemente y si dedicamos tiempo para aprender y controlar   dichas técnicas, podríamos llegar a salvar una parte de la puesta.

Por cierto… el sexado es posible pero difícil: el macho es ligeramente mayor, con el cuerpo más ancho y la espina de la aleta dorsal mínimamente más larga; dicha espina, que es uno de los mayores atractivos de los decora, se mueve con pequeños tics, especialmente si hay varios ejemplares o una pareja establecida, ya que para ellos supone un sistema de comunicación   y de cortejo.