La mejor manera de transportar una serpiente de tamaño medio es en un saco de tela, con un acumulador de calor o una botella de agua templada en el exterior del saco para que durante el trayecto no les baje la temperatura, algo que puede agravar el estado del animal o enmascarar síntomas si está enfermo.

Serpiente en saco

Las visitas al veterinario son importantes para desparasitar rutinariamente a las serpientes. Casi todas las serpientes tienen parásitos en su intestino, pero no les causan ningún problema; sin embargo hemos de tener en cuenta que en cautividad (en el terrario) no podemos mantener unas condiciones exactamente iguales que las que la serpiente tendría en su hábitat, de modo que son más propensas a padecer enfermedades y a que los parásitos crezcan demasiado en número y causen un problema. En el Centro Veterinario Madrid Exóticos recomendamos una desparasitación oral, que administramos en la clínica, cada 6 meses, para eliminar parte de los parásitos intestinales y evitar ese riesgo. 

 

 


Además de la desparasitación es conveniente que un veterinario experimentado explore a la serpiente al menos cada vez que se desparasita; una palpación/exploración general, el peso, la boca, una exploración oftalmológica y algunas preguntas sobre el mantenimiento nos pueden alertar sobre algunos problemas de salud para poner remedio a tiempo, recordad que las serpientes no son muy expresivas y pueden estar padeciendo alguna enfermedad sin que nos demos cuenta.

 

Pitón albina

 

Autor: Miguel Gallego                                 Web: Centro Veterinario Madrid Exóticos