Existen varios medios muy simples para verificar y conservar la integridad de los diferentes órganos externos.

Trufa o nariz

Foto propiedad de: escuelapedia.com
Foto propiedad de: escuelapedia.com

Debe estar siempre húmeda y fresca. Sin embargo, a veces se seca cuando el perro duerme, pero debe volver a humedecerse cuando se despierta. No necesita cuidados especiales. La presencia de costras, fisuras o derrames importantes o mucopurulentos constituye un signo de afecciones que el veterinario debe examinar.

 

Cavidad bucal

Foto propiedad de: blog.vetjg.com
Foto propiedad de:
blog.vetjg.com

Los belfos deben estar limpios y relativamente cerrados. Según la raza, pueden ser caídos o no. Hay que controlar la aparición de grietas o manchas rojas (sobre todo, en el Pastor alemán, que tiene la piel frágil).
Los dientes deben ser blancos y poseer un mínimo de sarro. En general, a los perros no les gusta que les inspeccionen la boca. Por eso, es conveniente habituar al cachorro a este tipo de manipulación desde temprano.
Las encías deben ser rosadas, cualquier línea roja en el borde de los dientes es patológico y revela una inflamación dolorosa que puede provocar una disminución del apetito del perro, ya que éste no puede aprehender bien los alimentos ni masticarlos.
En ese caso, es necesario proceder a una limpieza de los dientes del perro. Esto se puede efectuar de diferentes maneras. La más eficaz consiste en cepillarlos varias veces por semana, utilizando un cepillo de dientes y una pasta dentífrica especiales para perros. Existen comprimidos apetentes que liberan principios activos cuando el perro los mastica, particularmente útiles para los animales que no toleran el cepillado. También se le puede dar al perro objetos fabricados con piel de búfalo o cartílago, esta “goma de mascar” natural disminuye la formación de sarro debido su acción mecánica sobre los dientes cuando el perro la mastica.
Sin embargo, a partir de cierto punto, estos métodos ya no son eficaces. Entonces, se debe recurrir a un veterinario para que efectúe una limpieza dental y prescriba un tratamiento antibiótico para tratar la infección incipiente y las molestias provocadas por el sarro abundante.

 

Ojos

Foto propiedad de: www.veterinariaruzafa.com
Foto propiedad de:
www.veterinariaruzafa.com

Los ojos deben ser brillantes y húmedos, y sus mucosas, rosadas. No se debe observar ningún derrame en el rincón interno del ojo. Es posible limpiar los ojos del perro todos los días con una solución ocular. Para hacerlo, hay que levantar la cabeza del animal, abrir el párpado superior y depositar un leve chorro dentro del ojo. El excedente que se derrama se absorbe con una compresa. Hay que tomar dos precauciones: acercar el frasco desde atrás para no asustar al perro y controlar la fecha de vencimiento de la solución utilizada así como su duración de conservación, ya que estos colirios se contaminan con facilidad y debido a esto, pierden su eficacia.

Orejas

Foto propiedad de: perrosdelalma.blogspot.com.es
Foto propiedad de: perrosdelalma.blogspot.com.es

En el perro, existen dos tipos de porte de orejas: colgantes o erguidas. Las orejas colgantes deben revisarse más a menudo que las erguidas, ya que el cierre del conducto auditivo externo por el pabellón no permite una buena aireación del mismo. También influye la naturaleza de los pelos de la oreja (largos, ondulados, cortos, etc.).

 

 

El conducto auditivo externo debe estar limpio y no presentar pelos.

 

Foto propiedad de: fisiologiadosjdc.blogspot.com
Foto propiedad de: fisiologiadosjdc.blogspot.com

Se deben limpiar las orejas con regularidad: una o dos veces por semana cuando son colgantes y una vez cada 15 días cuando son erguidas. Para esto, se debe utilizar una solución adecuada para las orejas del perro y proceder de la siguiente manera: se coloca el pico del frasco en el conducto (no hay ningún riesgo de perforación del tímpano debido a la forma en L del conducto) y se instila un chorro del producto, se retira el frasco y se frota la base de la oreja durante 30 segundos, y por último, se seca el conducto con un poco de algodón o una compresa, sin presionar. Los perros de pelo largo suelen tener pelos en las orejas que impiden que la cera se elimine correctamente. Por lo tanto, es aconsejable depilarles las orejas.

 

Organos genitales y ano

Foto propiedad de: pijamasurf.com
Foto propiedad de: pijamasurf.com

 

 

Una vigilancia constante de los órganos genitales, en machos y hembras, permite verificar su limpieza. Si se observa la presencia de cualquier tipo de derrame, hay que hacerlos controlar por un veterinario. El ano debe estar limpio y no presentar rastros de diarrea.

 

 

Uñas

Foto propiedad de: mascotas.practicopedia.lainformacion.com
Foto propiedad de: mascotas.practicopedia.lainformacion.com

En el perro, existen dos tipos de uñas: las de los espolones y las de los dedos. Su crecimiento es continuo y la actividad normal del perro debe poder asegurar la abrasión de las uñas de los dedos. Si así no fuera (las uñas hacen ruido cuando el perro anda), hay que cortarlas con un cortaúñas. Al hacerlo, es necesario preservar la integridad de los vasos sanguíneos que se encuentran en la base de las mismas. Las uñas claras dejan ver por transparencia un triángulo rosado. En el caso de uñas negras, se pueden reconocer dichos vasos por las marcas que dejan debajo de las mismas. En los dos casos, hay que cortar las uñas por debajo de dichas marcas.Si el perro sangra, hay que aplicar agua oxigenada o un lápiz hemostático. Se puede proteger la herida durante una hora con un pequeño apósito.La técnica es la misma para los espolones. A menudo, éstos están recubiertos de pelos, pero no hay que olvidarlos ya que si se encarnan, resultan dolorosos y provocan heridas.

Autor: Foyel                                                                     Web: www.foyel.com