Mantenga siempre limpios los oídos de sus mascotas

La higiene en las mascotas es esencial para su salud y calidad de vida, por lo que los amos no deben olvidar darles su baño. La mayoría de los dueños de mascotas desconocen la manera correcta de bañar a sus mimados y uno de los pasos más importante es la limpieza de oídos.

Junto con el olfato, la audición es uno de los sentidos más utilizado por los perros. El pensamiento de los perros es canalizado entre ambos sentidos. El canal auditivo del perro es en forma de L y desciende verticalmente dando vuelta horizontal a 90º antes de alcanzar el tímpano. De esta manera el tímpano del perro está mejor protegido que el de los humanos.

Según los expertos, mantener los oídos limpios de su mascota previene los problemas más comunes como los son el enrojecimiento, la hinchazón, los malos olores, el picor y la cera.  Los perros con orejas grandes o con pelo dentro del oído  necesitan atención especial para prevenir infecciones.

Al comenzar la rutina de limpieza, los amos deben tener mucha precaución, ya que es un área sensible y podría afectar la audición de la mascota. El proceso es sencillo y debe emplearseuna vez al mes. Se recomienda lavar las orejas con agua oxigenada o con agua a temperatura ambiente, al menor indicio de olor. Otra manera de lavarlas a los perros las ojeras es con aceites minerales.

Luego con una gasa limpié las orejas hasta remover la suciedad encontrada. Se debe prestar mayor atención en los pliegues en donde se acumula la mayor cantidad de cera.

Después de realizado el proceso el perro sacudirá su cabeza para expulsar el residuo del líquido que quedó en su oreja. Si su perro es propenso a infecciones auditivas, utilice productos formulados para limpiar y secar el exceso de humedad en el canal auditivo. Para las mascotas con heridas abiertas, es recomendable no realizar el proceso en su casa y consultar al veterinario.

Revise regularmente los oídos de su mascota, para así prevenir infecciones y enfermedades dolorosas para su perro y que puedan dañar sus oídos permanentemente. Si cree que está ante un problema que no puede controlar, lleve a su mascota a centro especializado.

Este proceso solo debe tomarle varios minutos, incluyéndolo en la rutina de limpieza de su mascota evitará infecciones y enfermedades en el canal auditivo.

Autor: Lisiannette Laracuente Ortiz                                                                   Web: www.foyel.com