El superpoblar un acuario requiere cierto grado de experiencia, por lo que  los consejos de este articulo van dirigidos a aquellos que están capacitados para mantener un acuario en condiciones normales y es totalmente desaconsejable para el inexperto.

 

Acuario

 

Existen especies que por su carácter territorial son difíciles de mantener   en acuario superpoblado, se estresarían demasiado y provocarían   altercados que lo harían imposible. Para estos casos lo mejor que se   puede hacer es proveer el acuario de puntos de referencia (rocas, plantas, raíces…)   que les sirvan a nuestros peces para formar territorios. Por otro lado están   los peces acostumbrados a vivir en compañía de otros. Estos son   los más fáciles de mantener en un acuario superpoblado por lo   que los recomiendo para ello (tetras, barbos, corydoras…).

Hay que decir que es mucho más fácil superpoblar un acuario con peces pequeños que con peces grandes. Los grandes requieren mucho más   espacio que los pequeños. Así será muchas veces posible duplicar el número de neónes en nuestro pequeño acuario,   y en cambio no lo podremos duplicar en nuestro acuario de escalares. La regla generalmente extendida es la de dejar 75 cm cuadrados de superficie del acuario por cada 2.5 cm de pez (sin contar la cola), pues bien, en el caso de peces  pequeños (4 cm de longitud) se puede cambiar, pudiendo tener sin problemas una relación del doble (5 cm de pez por cada 75 cm cuadrados de superficie de acuario). Incluso para peces muy pequeños se puede triplicar o cuadruplicar, mientras que para peces mayores la relación va disminuyendo progresivamente hasta cumplirse tajantemente la primera regla.

 

Peces en acuario

 

Los pasos para conseguir que nuestro acuario pueda tener un número de   peces superior al normal son principalmente tres :

  • Colocar piedras difusoras que produzcan burbujas. Esto provocará     corrientes de agua y aire que provocarán un aumento de oxígeno     permitiendo aumentar el número de peces.
  • Aumentar la frecuencia del cambio parcial de agua (sin que sea inferior    a 1 semana, porque correríamos el riesgo de desequilibrar el acuario). Esto hará que podamos incrementar la cantidad de comida máxima por  día que nuestro acuario puede soportar.
  • Aumentar la frecuencia de lavado del filtro y del resto del acuario (sin     que sea inferior a 10 días, por riesgo de desequilibrar el acuario). Causará  el mismo efecto que en el caso anterior.
  • Cambiar el filtro por uno más potente (debe filtrar 2 veces el volumen     del acuario por hora como mínimo). Disminuirá la cantidad de     compuestos químicos nocivos en el agua permitiendo un mayor aumento  de comida necesaria para más peces.
  • Filtrar con agentes absorbentes como el carbón activo o resinas.     Reduce los agentes contaminantes y aumenta la capacidad de filtrado químico  del filtro.

Autor:  Jesús  Gónzalez