Cómo regañar a un gato

Cómo regañar a un gato

Son nuestros amigos bigotudos, les adoramos e intentamos complacerles en todo lo que sea posible. Pero también se equivocan y hay que disciplinarlos. ¿Cuál es la mejor forma de regañar a tu gato? ¿Cuándo es recomendable? En este artículo te lo contamos.

¿Cuándo es recomendable regañar a tu gato?

Aquí la palabra «cuando» exige inmediatez. Es imprescindible que si tienes que regañar a tu gato lo hagas lo antes posible, porque de lo contrario no entenderá porque lo haces y lo único que conseguirás es que no sepa lo que estás tratando de decirle, tenga miedo y salga despavorido. Lo mejor que te puede suceder es «pillarle con las zarpas en la masa». Ahí si que puedes indicarle que ese comportamiento no es correcto. Y lo tienes que hacer es decirle un «NO» absoluto. No te enrolles con palabras y discursos que no van a ir a ningún sitio porque no te va a entender.

 

Gato mirando

 

Otra forma de regañar a tu gato y que debes utilizar en contadas ocasiones  y siempre que haya un posible peligro para el animal, es un spray con agua. No les gusta nada. Esta «herramienta» no es para utilizar a menudo, es una opción que solo debe ser usada en casos concretos. Ejemplo: se sube a la placa de la cocina y puede quemarse si ha estado o está encendida, en este caso para prevenir mejor hacerlo así. No tiene que verte con el rociador porque lo que hará es asociar que es la placa de la cocina la que le echa agua y eso no es precisamente divertido para un bigotudo.

Hay otra formula que puede resultar efectiva y es hacer un ruido fuerte, con una cacerola o con cualquier otro instrumento, !pero ojo solo si se considera necesario hacerlo! No pretendemos que el animal esté asustado cada dos por tres. Las regañinas deben ser lógicas.

Problemas de comportamiento

Con los  problemas de comportamiento nuestro amigo bigotudo trata dedecirnos simplemente que no está bien, que le ocurre algo, que está estresado. Aquí te mostramos algunas causas que caracterizan el mal comportamiento de los felinos:

 

shallow focus photo of orange cat

 

  • Un nuevo gato o perro en casa: les estresa muchísimo el que haya un nuevo bigotudo o peludo en casa.
  • Empieza a hacer sus necesidades fuera del arenero: el arenero está sucio, no está lo suficiente limpio para el felino. La arena no es de su agrado, bien por las piedritas o por el perfume que desprende porque no deja incorporar el suyo. Hay nuevos inquilinos en el hogar y todavía no está adaptado.
  • Una mudanza: cuando hay una mudanza el gato se siente muy desestabilizado. Los felinos son animales a los que no les gustan los cambios, así que tienes que dejarle un poco de espacio para que se acostumbre.

Si observas que a tu gato le ocurre algo de esto debes hablarlo con un profesional para que pueda ayudaros a ambos.

 

 

Autora: Antonia Villalba