COMUNICADO OFICIAL DE LA CONFEDERACIÓN EMPRESARIAL DE VETERINARIA ESPAÑOLA

A causa de la evolución de la epidemia del COVID-19 en nuestro país, la Confederación Empresarial Veterinaria Española ha creado un gabinete de crisis para hacer un seguimiento de los acontecimientos en tiempo real y adoptar las medidas oportunas, siempre en colaboración con las autoridades sanitarias.

Desde CEVE se ha enviado una carta al Ministro de Sanidad y a cada uno de los responsables de sanidad de todas las comunidades autónomas. En ella se recuerda la necesidad de tener en cuenta que la restricción del movimiento de las personas debe tener en cuenta que en casi el 50% de los hogares españoles se convive estrechamente con animales de compañía, especialmente perros y gatos. A este respecto se insta a establecer procedimientos que indiquen a los ciudadanos cómo actuar con el fin de preservar tanto la salud y el bienestar de los animales, sobre todo en lo que respecta a la circulación con animales por lugares públicos.

Por otra parte, es necesario garantizar el suministro regular de comestibles con todas las garantías de seguridad. Los animales productores de alimentos han de seguir siendo convenientemente atendidos y sus productos controlados por veterinarios clínicas y bromatólogos.

Se ha recordado que la Ley 33/2011 General de Salud Pública, que tiene por objeto establecer las bases para que la población alcance y mantenga el mayor nivel de salud posible, establece, en su artículo 24, que las administraciones sanitarias podrán habilitar a los centros de veterinaria para participar en los programas y estrategias de salud pública.

A este respecto, se ha ofrecido la red privada de centros sanitarios veterinarios, caracterizada por una extensa implantación tanto a nivel urbano como rural y una estrecha cercanía con la población, con el fin de poder actuar eficiente y rápidamente a través de su personal clínico veterinario de la manera que determine la autoridad sanitaria.

CEVE ha transmitido a los responsables de sanidad que en la actual coyuntura es preciso regular cómo se ha de realizar la atención sanitaria de los animales, tanto de compañía como de producción, especialmente en los casos en los cuales convivan con personas en cuarentena o aislamiento. Por esta razón, los centros sanitarios veterinarios, que forman parte del sistema sanitario español, deben poder permanecer a disposición de la ciudadanía y de la administración sanitaria para atender aquellas necesidades que surjan en relación con los animales.

CEVE


Recomendaciones de CEVE para la atención en los centros sanitarios veterinarios durante la crisis por la epidemia de COVID-19

Para garantizar la máxima seguridad en la indispensable atención a los animales en los centros sanitarios veterinarios, CEVE ha redactado una serie de recomendaciones para el desarrollo de la visita veterinaria donde, inevitablemente, se da el contacto con el responsable del animal, y unas pautas para los trabajadores de los centros, con el objeto de minimizar los riesgos.

Protocolos COVID-19 para la visita veterinaria

  • Planificar la agenda y atender solo con cita previa con el objeto restringir la entrada a la sala de espera, evitando que se produzcan aglomeraciones y manteniendo una distancia mínima de un metro entre las personas. En caso de que se produjese una afluencia de personas superior se pedirá que esperen en la calle o vuelvan a su domicilio hasta que se les llame por teléfono cuando se les pueda atender por seguridad.
  • Solo se permitirá un cliente por animal de compañía.
  • La persona que acompañe al animal deberá estar completamente sana, especialmente no deberá presentar ningún síntoma de tipo respiratorio.
  • En la recepción se deberá mantener una distancia de seguridad entre trabajador y cliente de, como mínimo 1,5 metros.
  • Usar gel hidroalcohólico para la higiene de manos a la entrada y salida del centro.
  • El cliente solo estará presente en los procedimientos de anamnesis e información referente al caso y se le llamará para que vuelva a recoger al paciente.
  • En ningún caso deberá el cliente ayudar a sujetar al animal. Estas manipulaciones invaden la distancia de seguridad. Si es necesaria ayuda se solicitará a un compañero, que acudirá con la debida protección (guantes y mascarilla).

Protocolos COVID-19 para los trabajadores de los centros sanitarios veterinarios

  • Autocontrol del estado de salud. Toma diaria de la temperatura corporal.
  • Notificación de cualquier sintomatología respiratoria, dolor de cabeza, fiebre… o cualquier síntoma que pudiera ser compatible con la infección por COVID-19.
  • Notificar si se ha tenido contacto con alguna persona confirmada o sospechosa de estar infectada por el coronavirus para tomar las medidas pertinentes.
  • Extremar la limitación de contactos sociales en el tiempo libre. Es idóneo seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y permanecer en el domicilio durante el tiempo no dedicado a la actividad laboral.
  • Extremar las medidas de higiene, especialmente el lavado frecuente de manos.
  • Empleo frecuente de guantes desechables.
  • Guardar siempre con los compañeros de trabajo la distancia mínima de un metro.
  • Si es necesaria la aproximación (en la manipulación o intervención sobre pacientes por ejemplo) emplear siempre guantes y mascarillas.

 

Web: CEVE