Cómo proporcionar calor a tu reptil

Manta termica

Existen muchas clases de reptiles repartidos por todo el mundo, pero todos ellos necesitan de una fuente externa de calor para regular su temperatura corporal. Estos animales son exotermos , es decir, de sangre fría y, aunque producen calor metabólico, no saben cómo conservarlo. En el mercado hay muchos artículos destinados a aumentar la temperatura del terrario para que el animal disfrute de un ambiente agradable y hecho a su medida y necesidades.

Desde mantas térmicas a lámparas de rayos ultravioleta, pasando por rocas que emiten calor. Los reptiles aprovechan el calor y el frío de su entorno para compensar las altas o bajas temperaturas de su cuerpo. De esta forma, se regularán los tejidos de la piel, aumentando la pérdida de calor o la absorción del mismo. En el momento en el que no encuentren la temperatura adecuada, se trasladarán a la zona más caliente, ya que cuando se encuentran en el exterior, procuran ponerse al sol o en un lugar que haya estado expuesto a la luz solar durante mucho tiempo, para que su piel funcione como conductor del calor.

El papel de las mantas térmicas

manta

Entre los elementos dedicados a conservar la temperatura óptima, encontramos la manta térmica. Se trata de una banda transparente que se adhiere a una de las partes del terrario por la zona exterior. Dispones de diferentes tamaños, dependiendo de las medidas de la zona que se quiera regular. Su función es calentar el substrato del terrario, pero hay que tener en cuenta que se deben dejar bastantes zonas frías para que los animales tengan la opción de cambiar de temperatura y posibilitar la termorregulación. Si fijamos la colchoneta térmica a la base del terrario, debemos incluir substrato, o de lo contrario le produciremos quemaduras en la piel. El grosor de la capa y la modalidad del substrato empleado serán factores imprescindibles para que este calefactor funcione eficazmente, puesto que tienen que ser unos buenos trasmisores de calor . Es perfecto para el mantenimiento de animales del desierto, como iguanas o varanos, que se mantienen activos durante el día. En caso de que el animal se mueva reptando, conviene instalarle el calor en la parte de arriba mediante rayos ultravioleta.

Adornos térmicos, doble función

La última moda en lo que a productos calefactores para terrarios se refiere son los adornos térmicos . Los hallarás en forma de rocas o cuevas en las que tu mascota se puede refugiar o descansar mientras estos elementos desprenden calor hasta conseguir la temperatura adecuada. Son muy prácticos y eficaces porque, además, sirven como adorno. Existe una amplia carta de colores y formas para que elijas el modelo que más se ajuste a tus gustos. Por otra parte, hay que extremar las precauciones con estos artículos, porque pueden producirle quemaduras a la mascota. Para evitar riegos, lo más aconsejable sería colocar un termómetro dentro del terrario. Sin embargo, hay que señalar que hoy en día se han diseñado sistemas alternativos muy eficaces. Muchas cuevas o rocas llevan incorporado un termostato que mantiene el clima adecuado que el reptil necesita y, además, es capaz de reducir los grados centígrados al anochecer hasta mantenerlo entre 5 y 10º C. De esta forma, protegen de las oscilaciones peligrosas de temperatura, puesto que al alcanzar el calor deseado, se desconectan los sistemas de calefacción.

Otras alternativas correctas

lu

Además de los adornos y las mantas térmicas, existen multitud de artículos diseñados para proporcionarle el calor necesario a tu reptil. Puedes encontrar desde cables que se insertan en el substrato del terrario hasta lámparas de cerámica o ultravioletas , con soporte adicional para que, en el caso de que la piel de tu mascota roce el termocalefactor, no sufra quemaduras. La lámpara de cerámica es un radiador que produce calor de forma similar al sol, pero no emite luz. Así calentará eficazmente, porque la calefacción que se emite mediante infrarrojos penetra rápidamente en las escamas y en el tejido de la piel, estimulando el calentamiento. Además, dilata los vasos sanguíneos y aumenta la circulación de la sangre.

Las cintas térmicas o cables se pueden insertar en el substrato, pero para evitar accidentes relacionados con la electricidad, se suelen instalar directamente en la parte exterior del habitáculo, porque su composición permite la rápida propagación del calor por todo el terrario . Se utiliza como calefacción de día para las especies que habitan en el suelo y como propagador de calor para aquellas que duerman en lo alto de las ramas.

La iluminación ultravioleta se suele instalar en una zona donde no se produzca un contacto directo con el animal, como en la parte superior del lugar. Emite luz, además de calor, y se recomienda que sea de pequeño tamaño para aumentar la temperatura parcialmente.

Autor:  María Laura  Cometta