Pregunta al Ejecutivo si tiene previsión de impulsar la prohibición de la compra-venta de animales domésticos de compañía

El senador Carles Mulet, miembro de la ‘Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales’ (APDDA), ha denunciado, a través de pregunta escrita al Gobierno, que el hecho de mantener un registro nacional de criadores, con el objetivo  de “amparar el ejercicio controlado de las actividades de cría” – según cita textual del Gobierno, en el ‘Proyecto de Real Decreto por el que se regula el sistema estatal de registros de protección animal’ (SERPA) -, no está orientado a proteger a los animales, sino a continuar amparando y apoyando su explotación.

 

Cachorro

 

Según declara el senador, “es llamativo que la ‘Dirección General de Derechos de los Animales’ continúe amparando la cría de animales para su venta, en la regulación de un sistema que, en teoría, se crea para protegerlos”. Y concluye que, “como siempre, las protectoras y particulares deberán seguir asumiendo el rescate y cuidado de estos animales, algo que se torna cada día más difícil, en el actual contexto de crisis socio-económica que vive nuestro país”.

Para Mulet, la compra-venta de animales contribuye a las terribles cifras de abandono y, continuar permitiéndola, es condenar a los miles de perros que esperan un hogar en perreras y protectoras a no encontrar nunca una familia. Por ello, ha preguntado al Ejecutivo si tiene previsión de impulsar la prohibición de la compra-venta de animales domésticos de compañía, en un plazo breve.