Voluntarios en el Centro Municipal de Protección Animal de Zaragoza

Voluntarios en el Centro Municipal de Protección Animal de Zaragoza

El Centro Municipal de Protección Animal de La Cartuja recupera  el programa de voluntariado tras aprobar un nuevo reglamento que ordena el funcionamiento de este equipamiento municipal que acoge actualmente 149 perros De esta forma, los voluntarios/as que deseen colaborar en el cuidado de los animales deberán inscribirse en el programa mediante el sistema de cita previa de la web municipal.

Desde la Oficina de Protección Animal explican que los perros del centro han sufrido situaciones complicadas de abandono y maltrato antes de su llegada al centro, de ahí que las rutinas adquieran tanta importancia para su bien comportamiento. Por este motivo, explican, la introducción de personas nuevas en su vida tiene que ser “progresiva” y “pausada”.

Para lograrlo, se ha habilitado un horario para los voluntarios, de tal forma que cada día podrán acudir dos personas de martes a viernes, en horario de 9.00 a 10.30 horas.

El primer día de colaboración, los voluntarios rellenarán un cuestionario para conocer su experiencia, formación e interés en el manejo de animales, y los veterinarios municipales les explicarán el programa de actividades que podrán realizar con ellos.

El consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, ha explicado que los perros llevan mucho tiempo conviviendo con los operarios del centro, por lo que la socialización con otras personas tiene que ser progresiva. “Así nos lo pidieron las veterinarias del CMPA atendiendo al bienestar de los animales y es lo que vamos a hacer contando con la labor desinteresada de los voluntarios, que dedican parte de su tiempo a cuidar a estos animales”, ha apuntado Rodrigo, quien ha agradecido de antemano la dedicación de todas las personas que se inscriban en el programa.

Además, ha recordado que el CMPA fue un servicio esencial durante el confinamiento estricto al comienzo de la pandemia manteniendo la atención y el cuidado a los animales por parte de los profesionales municipales.

Desde entonces, en este tiempo, se ha avanzado en el bienestar animal, elaborando y aprobando el que ha sido el primer reglamento del CMPA que regula su funcionamiento interno, así como los protocolos a seguir en la recepción y adopción de los animales. Además, el título III de este documento recoge también las normas del voluntariado de protección animal para que la colaboración sea lo más eficaz y ordenada posible. Rodrigo ha recomendado a los voluntarios que regresen al centro que lo lean antes de comenzar su colaboración para conocer al detalle sus “obligaciones y derechos”.

En el centro habrá también una copia en papel y se puede consultar de forma digital en la web municipal. Tal y como se establece en el artículo 41 del citado reglamento, los requisitos para colaborar en el programa son ser mayor de edad y formar parte del voluntariado de protección Animal del Ayuntamiento, así como acreditar un curso de manipulador homologado por el Gobierno de Aragón y tener licencia de animales potencialmente peligrosos en el caso de que quieran atender a este tipo de animales.

Según el nuevo reglamento, las funciones de los voluntarios no se limitarán al paseo de los canes, sino que además participarán en el programa de actividades educativas que pondrá en marcha el Consistorio en los colegios de la ciudad, así como en otras campañas, además de hacer un seguimiento de las adopciones.

“Esta última función es muy importante, ya que en ocasione el periodo de adaptación de los animales a su nuevo hogar no es fácil y, tanto los nuevos dueños como el propio animal, necesitan apoyo para que la adopción sea un éxito y no se acabe devolviendo al animal al centro”, ha apuntado Rodrigo.

De esta forma, “esperamos abrir una nueva etapa en el CMPA velando siempre por el bienestar de los animales, y para ello, la labor de los voluntarios es de vital importancia”, ha añadido.

El CMPA es el centro público de protección animal más grande de la Comunidad Autónoma, y durante este año, ha registrado más entradas de perros, con 129 recepciones, que adopciones, ya que estas se han quedado en 63. Un saldo negativo que obliga al centro a redoblar esfuerzos para atender a todos las necesidades.

De cara al verano, la Oficina de Protección Animal lanzará una campaña para concienciar a la ciudadanía de la responsabilidad de tener una mascota durante todo el año y evitar de esta forma el abandono en las vacaciones de verano.

Las personas interesadas que aún no son voluntarias tendrán que hacer la preinscripción en la página web del ayuntamiento  marcando la opción CMPA.