gato-vitaminas

 

Si alimentas a tu gato con un pienso de calidad no debería necesitar vitaminas extra, pero hay veces que su veterinario le recetará un suplemento. ¿A qué se debe?

Bien sea por vía natural o a través de refuerzos artificiales, los felinos necesitan a diario distintas vitaminas para mantener una buen salud y no sufrir problemas orgánicos.

Aunque es preferible que el gato ingiera las vitaminas de su alimento de calidad (balanceados especialmente para él), existen complementos independientes que ganan mucha utilidad cuando los nutrientes no logran ser absorbidos como corresponde.

Carlos Rodríguez, nuestro veterinario predilecto, comenta que lo ideal es que sea un veterinario quien prescriba las vitaminas, nosotros podemos tener una idea de los síntomas que supone una falta de estos nutrientes pero es nuestro especialista, tras realizar las pruebas oportunas, quien nos dirá qué carencia vitamínica tiene nuestro animal y cómo debemos administrársela. “Un exceso de vitaminas puede ser más problemático que la deficiencia”.

Lo mismo indica el veterinario especialista en nutrición animal y profesor de la Universidad Complutense, Ignacio Arija. Los alimentos de buena calidad “están formulados con todas las vitaminas, minerales y nutrientes que el felino precisa para superar un estado convaleciente o paliar los síntomas de enfermedades crónicas”, así que en ese caso no necesitaría vitaminas extra. El problema viene cuando parece que no es suficiente y entonces será el veterinario quien decida qué suplementos son necesarios.

Llegados a este punto el experto puede recetar vitaminas para:

· Ayudar a la salud de la piel y el pelo de tu felino.

· Ayudar a evitar la formación de bolas de pelo.

· Aumentar la resistencia y vitalidad.

· Mejorar el apetito y favorecer la digestión.

· Ayudar a la regeneración rápida de los tejidos óseos.

· Normaliza la función hepática.

Web: www.mascoteros.com