Viruela del mono, humanos y mascotas

Viruela del mono, humanos y mascotas

¿Qué es la «viruela del mono»?

La viruela del mono es una enfermedad de carácter zoonótico, es decir se transmite de animales a humanos. Esta causada por un virus que pertenece al género Orthopoxvirus, el mismo que la viruela que conocemos en humanos.

Esta enfermedad no es nueva, se descubrió en el año 1958 y se la bautizo con ese nombre porque apareció por primera vez en monos que eran utilizados para investigación. Se cree que el reservorio puede estar en algunos primates y roedores como la rata de Gambia, perritos de las praderas o algunas ardillas de bosques selváticos selvas.

Se transmite a humanos por contacto estrecho o fluidos tales como saliva, por las membranas mucosas (ojos, nariz o boca), a través de una herida en la piel que no haya cicatrizados (ojos, nariz o boca), por heces, o por materiales contaminados con el virus (ropa de cama contaminada, mudas …).

También puede transmitirse por mordedura o arañazo de un animal que porte la enfermedad o por la preparación de la carne de animales silvestres para consumo.

 

Foto propiedad estudio: https://www.researchgate.net/figure/Skin-of-Monkeypox-virus-infected-M-mulatta-with-multiple-vesicular-and-erosive-to_fig2_294426060

Síntomas de la viruela del mono

Los síntomas de la viruela del mono incluyen fiebre, dolor muscular, de espalda, de cabeza, fatiga, escalofríos, erupciones en la piel e inflamación de los ganglios linfáticos.

En el caso de tener alguno de estos síntomas los individuos deben aislarse inmediatamente tanto de personas como de mascotas. Es imprescindible avisar a los contactos con los que se haya estado en los últimos quince días para verificar su estado.

No se debe salir de casa hasta que las lesiones cutáneas desaparezcan. Lo deseable sería seguir el protocolo que ha marcado el Ministerio de Sanidad.

 

¿Existe una vacuna contra la viruela del mono?

La vacuna de la viruela ofrece una protección de hasta el 85% (según el CDC) y  reduce tanto la transmisión como la severidad.

 

Mascotas y viruela del mono

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC),  ha alertado que, de producirse la transmisión de persona a animal y de propagarse entre la población animal, la enfermedad podría convertirse en «endémica en Europa«. Para minimizar el riesgo, el organismo europeo recomienda una estrecha colaboración entre las autoridades sanitarias y veterinarias que permita controlar la propagación entre las mascotas y evitar que la enfermedad pudieran saltar también a la fauna salvaje.

«Lo ideal sería aislar a los animales de compañía en instalaciones vigiladas, que cumplan las condiciones de aislamiento respiratorio -como por ejemplo un laboratorio- y de bienestar animal, como perreras, y realizar pruebas mediante PCR para detectar la exposición antes de que finalice la cuarentena», señala el informe del Centro Europeo de Prevención. El documento avisa que «aplicar la eutanasia» a una mascota afectada debe ser solo el «último recurso», reservado a las situaciones en las que las pruebas o el aislamiento no sean factibles. En el caso de aislar a las mascotas (jerbos, cobayas, hámsters, conejos, ardillas) en casa, habría que garantizar disponibilidad de un espacio cerrado al aire libre para los perros, controles veterinarios regulares para evaluar el estado de salud, impedir el acceso a los visitantes y evitar que salgan de casa.

 

Bibliografía:

Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)

 

Autora: Antonia Villalba