Valencia contará con un Plan Felino, que se aprobará en Junta de Gobierno, para proteger y gestionar las colonias de gatos de la ciudad; corregir y minimizar las posibles molestias vecinales; fomentar la adopción de estos animales; y prevenir problemas de salud pública. Este documento, impulsado por la Concejalía de Bienestar Animal, “en el marco de una política que aboga por medidas animalistas”, propone, entre otras acciones, la elaboración de un censo de las colonias felinas del municipio, que se actualizará periódicamente, y la intervención en estas para que tengan más del 90% de sus individuos esterilizados.

La concejala de Bienestar Animal, Glòria Tello, ha informado hoy de este plan, “que se ha facilitado a todos los grupos municipales del Ayuntamiento para que puedan hacer sus aportaciones y con el objetivo de consensuarlo”. Así, la edil ha incidido “en la voluntad de llegar a acuerdos para mejorar la convivencia entre los animales y los ciudadanos a través de la mediación y la educación en el respeto animal”.

“El presente Plan Colonial Felino del municipio de Valencia (PCFV) está construido en función de esta motivación y siguiendo el marco normativo y directrices de diversas organizaciones de prestigio nacional e internacional”, ha explicado Glòria Tello, quien asimismo ha anunciado que en el seno del Consejo de Bienestar animal se creará el Grupo de Trabajo de Bienestar Felino (GTBF) y e entre sus funciones estarán las de consulta, seguimiento y ayuda en la ejecución del citado plan.

“Además -tal como ha adelantado la edil- este grupo de trabajo buscará y propiciará acuerdos con entidades de diferente índole para conseguir que el PCFV en toda su amplitud y necesidades pueda desarrollarse correctamente en forma y tiempo, y siempre desde el respeto a la dignidad, el bienestar animal y los derechos de los animales”.

 

 

“El Plan es un indicador de la sensibilidad y preocupación municipal por la defensa y protección de los animales y del trabajo realizado para que València sea en un referente en cuanto a protección y bienestar animal”, ha añadido Glòria Tello.

Por lo que respecta al mencionado censo, “se llevará a cabo mediante herramientas informáticas ligadas al Sistema de Gestión Patrimonial (SIGESPA) desarrolladas en colaboración con el Centro de Soporte Tecnológico (SERTIC) y los Servicios Veterinarios Municipales”. Estará estructurado de manera que quede evidente su distribución por distritos, barrios y colonias. Igualmente, cada colonia contará con una persona gestora responsable, y una o varias personas colaboradoras que dispondrán de un carnet tras recibir la información adecuada.

Según el nuevo documento, “en los casos de riesgo vital, peligro para la salud o seguridad de los felinos o cambio justificado de usos urbanísticos del terreno se realizará un estudio de viabilidad para procurar solucionar dichos problemas, siendo preferente el criterio del mantenimiento geográfico de las colonias. En el caso extremo de ser necesaria una reubicación se aplicará el Protocolo de Reubicación”. Por otra parte, para el control poblacional de cada colonia, se utilizará el método Captura-Esterilización-Retorno (método CER) descrito en el Procedimiento de Esterilización Felina (PEF) desarrollado por los Servicios Veterinarios Municipales.

Por último, Glòria Tello ha destacado que se creará la figura del mediador para la solución de los problemas de la aplicación de dicho PCFV con los vecinos y vecinas del municipio, se desarrollaran Planes de Formación que serán impartidos a los colaboradores y profesionales relacionados con el presente plan, y se incidirá en la concienciación de la ciudadanía hacia los derechos de los animales.