La Dirección General de Derechos de los Animales ha creado y desarrollado una Unidad de Intervención Veterinaria, (U.I.V)

La unidad tiene como propósito servir de apoyo técnico veterinario a las distintas administraciones públicas en sus trabajos de inspección, así como a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las autoridades judiciales.

Está formada por veterinarios, funcionarios de la Dirección General de Derechos de los Animales. Esta unidad trabajará en los casos para los que sea requerida por las distintas autoridades, con el fin de servir como soporte técnico en las actuaciones que se acometan.

 

 

Esta unidad lleva funcionando ya seis meses y con ella el objetivo de acreditar de forma oficial si existe maltrato animal es ya un hecho. La componen dos veterinarios y un Auxiliar Técnico Veterinario (ATV)

A día de hoy han intervenido en diez ocasiones con el Seprona y una con la unidad de medio ambiente de la Policía Nacional. Han inspeccionado varias rehalas y un hotel para perros de caza, así como un centro privado de protección animal.

La idea es que este servicio sea del todo conocido entre las unidades policiales, pero de momento el Ministerio está cerrando un convenio con el Seprona así como con diversas administraciones locales y juzgados.