Médicos veterinarios de la Universidad de Sydney, Australia, elaboraron un estudio en el que se encuestó a 434 propietarios de mascotas que usaron el collar isabelino.

Los investigadores preguntaron a los propietarios de mascotas que usaron un collar isabelino durante los últimos 12 meses sobre los impactos que estos collares tuvieron en las actividades de sus animales, en particular el sueño, la alimentación, la bebida, el ejercicio, las interacciones con otros animales, así como la calidad de vida en general.

Los investigadores recomiendan a los propietarios de mascotas, estar informados sobre los potenciales efectos negativos del collar isabelino y cuando sea posible, explorar métodos alternativos para evitar el auto trauma.

Prendas veterinarias

 

Reporte de los encuestados

  • El 77.4% manifestaron que sus mascotas tuvieron una mala calidad de vida al interponerse en sus actividades. En particular, el beber y comer, así como el sueño, el ejercicio y el interactuar con otros animales.
  • 67.5% Incapacidad para jugar
  • 60.2% Dificultad para beber, 17.1% no podían beber con el collar puesto.
  • 67.5% no podían jugar
  • 25% Reportaron lesiones en la piel del cuello relacionadas al collar, tales como comezón, chocar contra las paredes u objetos, caída en las escaleras y angustia.

 

Prendas veterinarias

 

 

Su uso produce estrés. Reduce el campo visual de la mascota y afecta su libertad de movimiento, además de lo expuesto anteriormente. Es un objeto incómodo y extraño. Y ¿sabes qué? También estresa al propietario de la mascota, es evidente que no está cómoda y cuando sientes cariño por ella no deja de afectarte.

Este estudio sugiere que los collares isabelinos podrían tener un impacto negativo en el bienestar en una variedad de áreas, incluidas la nutrición, el medio ambiente, la salud, el comportamiento y el estado mental.

 

Alternativa eficaz del collar isabelino

Prendas veterinarias
Gato con cánula intravenosa

Lo más importante cuando para un paciente recién operado o con alguna lesión, es el tratamiento médico y para ello es fundamental que cuando ya no esté bajo el control cualificado del veterinario tanto los cuidados, los tratamientos, las curas, la higiene y la vigilancia se hagan de la mejor manera posible por parte de los dueños para que la recuperación sea rápida y sin contratiempos.

Si por más que los dueños han hecho todo lo posible por proporcionarle seguridad y comodidad a sus mascota, pero éstas han conseguido zafarse del cono o autolesionarse, aquí te contamos una alternativa eficaz del collar isabelino.

Las Prendas Protectoras Veterinarias PPV que mantienen las zonas lesionadas de las mascotas limpias y protegidas mientras ellas están agusto y sin estrés mientras se recuperan de sus lesiones.

 

Prendas veterinarias
Perra mastectomizada

 

Proporcionan al dueño la tranquilidad de saber que su mascota está lo más cómoda y protegida posible en un momento tan delicado aunque no esté vigilada.

Están pensadas para cubrir un amplio espectro de lesiones como puntos de sutura, drenajes, vías intravenosas, apósitos, sondas, lesiones cutáneas, etc, protegiendo las zonas afectadas para evitar que el animal se las lama, arañe, ensucie o se haga daño.

De Diseño Patentado, las Prendas Protectoras Veterinarias PPV ofrecen una solución de protección e higiene tanto en los centros veterinarios como en los hogares de las mascotas.

 

Prendas veterinarias

 

Autora: María Gónzalez de la Rosa       Web: prendasveterinarias.com