La Guardia Civil ha detenido en Altea (Alicante) a un varón de 19 años como presunto autor de un delito de maltrato animal por tener encerrado en una habitación de la vivienda, amordazado con un calcetín y con varias gomas que le sujetaban el hocico, y atado a un palé de madera a un perro de dos meses.

Los agentes se percataron de lo que ocurría cuando una mujer publicó en redes sociales para alertar a los usuarios de lo que ocurría, según ha informado el instituto armado en un comunicado. En la denuncia se manifestaba, además, que esta persona tenía al cachorro atrapado en una vivienda ubicada en el centro de la localidad en estado de semiabandono y maltratado.

 

Seprona

 

Ante la gravedad de lo manifestado, los efectivos iniciaron una investigación para comprobar los hechos, apoyados por el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Altea.

Una vez se hicieron con el can, fue trasladado de inmediato a una clínica veterinaria dónde tuvo que ser intervenido quirúrgicamente de manera urgente. En el informe emitido por el facultativo, se señalaba que el animal presentaba una infección muy grave que ponía su vida en peligro.

Tras las diversas averiguaciones, y con el testimonio de varios testigos, se ha procedido a la detención de un joven de 19 años por un supuesto delito de maltrato a animales domésticos. Tras ser puesto a disposición judicial se ha decretado la libertad con cargos. Asimismo, el cachorro ha quedado bajo la custodia de la joven que dio la voz de alarma y continúa en tratamiento veterinario mientras se recupera en casa de las graves lesiones sufridas.

 

Fuente: Ecoticias