Dormir junto a tu mascota es una de las mejores sensaciones del mundo. Sin embargo, en algunas ocasiones la comodidad brilla por su ausencia, y, aunque a veces os echéis en la misma cama, es mejor que tu mascota cuente con su propio espacio del que disfrutar cuando prefiera estar en soledad.

Antes de decidirte por comprar una cama en una tienda de mascotas, que puede resultar cara y poco práctica a la larga, puedes seguir algunos consejos para crear una cama para perro personalizada.

Cómo hacer una cama para perro personalizadaTu perro se merece lo mejor, y es que no es suficiente con colocar unas piezas de cartón en el suelo. El cartón es mejor dejarlo para que los fabricantes de cajas de cartón personalizadas hagan con él los embalajes perfectos para otros productos. Tu perro necesita una cama de verdad, donde poder echarse a dormir, descansar de verdad y soñar.

Si piensas que no tienes la habilidad necesaria para hacerla con tus propias manos, puedes recurrir a fábricas de muebles en Madrid, donde podrán fabricar aquello que necesites a tu medida. Es una buena alternativa a las camas prefabricadas, porque permite todas las opciones de personalización que quieras.

Sin embargo, conseguir un espacio cómodo para tu perro es bastante sencillo utilizando algunos materiales que puedes encontrar en cualquier lugar. Toma nota de los pasos a seguir para crear tu propia cama para tu mascota:

  • Para empezar, debes conseguir un material acolchado, como colchones, sacos de dormir o espumas, aunque también podrías utilizar mantas o ropa vieja como relleno. También será necesario que te hagas con algo de tela para rellenar. Dependiendo del tamaño de tu mascota, podrías utilizar una de tus camisetas o sudaderas, que tendrá tu olor y será un lugar aún más especial para tu amigo peludo.
  • Crea una funda con cierre, que puedas retirar fácilmente para lavar, y coloca en su interior el material acolchado. Un buen cierre será uno hecho con una cremallera, aunque también puedes poner una tira de velcro si te resulta más sencillo.
  • Seguro que así ya es un lugar cómodo para tu perro, pero lo más aconsejable es que busques una buena base rígida, donde tu mascota se pueda introducir con seguridad. Para este propósito sirven canastas, cajones de muebles antiguos, maletas, o cualquier contenedor que se pueda rellenar con el colchón que ya has fabricado antes.
  • Finalmente, puedes añadir un toque de color y personalización con pinturas que no sean tóxicas y que sean adecuadas para pintar sobre tela. Dibuja el diseño que más te guste, con el nombre de tu perro, el tuyo, o un dibujo elaborado, y tendrá un espacio personalizado y único para él.

Si has seguido los pasos, tendrás una cama para tu perro única en el mundo, y también muy cómoda, donde tu mejor amigo pasará las noches en un profundo sueño.

Web: www.madridiario.es