Adquirió el animal para sobrellevar el confinamiento del estado de alarma

Agentes de la Policía Foral, adscritos al Grupo de Investigación Medioambiental, investigan a un vecino de Aoiz de 44 años como posible autor de un delito de abandono de animal doméstico, un perro de raza pastor vasco concretamente. Las diligencias propias del atestado han sido remitidas al Juzgado de Guardia de Aoiz/Agoitz y a la Fiscalía de Medio Ambiente de Pamplona.

Perro abandonado estado de alarma

Los hechos se conocieron cuando una persona avisó a la Policía Foral por haber encontrado un perro en muy mal estado, desorientado y tambaleándose. Hasta el lugar se desplazó una patrulla, que confirmó los hechos y comenzó la correspondiente investigación a través del microchip. Al parecer su dueño y otra persona habían firmado un documento privado para transferir la titularidad y cartilla sanitaria del animal.

 

Perro abandonado

 

Hechas las correspondientes indagaciones la Policía Foral sospecha que el investigado adquirió el perro para poder sobrellevar el confinamiento del estado de alarma, ya que le permitiría salir al exterior con la excusa de tener que sacar al animal. Según testigos el animal permaneció una semana deambulando por el pueblo, sin collar y desnutrido.

Cabe recordar que la Fiscalía General del Estado advirtió a las fiscalías medioambientales del incremento de adopciones y acogimientos de animales de compañía durante el estado de alarma, especialmente perros, sospechando que podrían ser abandonados una vez finalizadas las condiciones del confinamiento.