Un cribado innovador puede detectar la «huella dactilar del cáncer» en perros

Utilizando una técnica única de análisis de orina, investigadores de Virginia Tech han creado una prueba rápida, sencilla y no invasiva para detectar la presencia de cáncer en perros

 

El cáncer es común en los perros, y algunas razas son más propensas a ciertas variaciones de la enfermedad que otras. Se ha demostrado que casi la mitad de los perros mayores de 10 años desarrollarán cáncer, lo que hace que la detección temprana sea una precaución crucial para los dueños de perros de cualquier raza.

Además la detección temprana del cáncer, cuando el tratamiento y la atención podrían producir mejores resultados, sería especialmente útil en razas predispuestas a una alta incidencia de cánceres específicos.

Investigadores de la Facultad de Ingeniería , la Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida y la  Facultad de Medicina Veterinaria de Virginia-Maryland han desarrollado una nueva prueba rápida, no invasiva, utilizando orina de perro que permite una posible detección temprana del cáncer. Actualmente, existen tres análisis de sangre genómicos que pueden detectar proteínas tumorales o cancerosas, pero actualmente no existen pruebas rápidas no invasivas que utilicen orina. Los prometedores hallazgos del equipo se publicaron en Frontiers in Veterinary Science.

 

 

La orina es una “biopsia líquida” producida continuamente del tracto urinario, así como de todo el cuerpo. La producción y composición de la orina está meticulosamente regulada en la salud y puede estar significativamente desregulada en enfermedades sistémicas y renales. Se sabe que el cáncer y el tratamiento del cáncer desregulan la estructura y función renal y afectan la composición de la orina. Esto se ha reconocido en humanos desde hace más de un siglo y en perros desde mediados de la década de 1960. Los cánceres localizados en el riñón, como el linfoma y el carcinoma de células renales, alteran físicamente la estructura renal y alteran la función renal a medida que crecen.

Los investigadores consideraron un amplio espectro de tipos de cáncer y decidieron centrarse en los tipos más comunes presentes en los perros, como el linfoma. Utilizando una nueva aplicación de espectroscopía Raman, los investigadores tomaron muestras de orina y descubrieron a través de la visualización de moléculas que los sujetos cancerosos tenían una «huella digital» única que podría usarse para indicar la presencia de cáncer.

Estos resultados son significativos por varias razones. Los análisis de sangre suelen tener sólo un 60 por ciento de precisión, son costosos y se realizan en un laboratorio. En lugar de tener que esperar los resultados de un análisis de sangre, este examen rentable proporciona una comprensión preliminar de si un perro tiene marcadores de cáncer en cuestión de minutos. Al ser un examen de detección no invasivo, también se puede realizar en casa.

Las principales ventajas del enfoque presentado aquí son que es económico, rápido y requiere una preparación mínima de la muestra. Las numerosas moléculas de la huella espectral del cáncer se pueden medir en un solo ensayo. Dependiendo del riesgo del cáncer, se podría hacer una prueba cada pocos meses sin ser algo costoso.

A medida que avanza la investigación, el equipo espera poder no sólo detectar el cáncer en perros, sino también evaluar la respuesta de un perro a la terapia y evaluar la recurrencia de tumores y cáncer.

 

Fuente: Virginia Tech

Visitas: 27

Compártelo

infoespecies