Un accesorio tan fundamental como el que porta nuestro amigo a lo largo de su vida no es cosa baladí. Collares para perros hay muchos y de diferentes calidades, en este artículo vamos a ver los diferentes tipos de collares para perros y los usos más adecuados.

 

Perro con collar

 

Tipos de collares para perros

Dependiendo del perro que tengamos y las actividades que realicemos con nuestro peludo hay algunos collares que resultaran más indicados que otros. Pero en lo que todos tienen que coincidir es que sean resistentes y cómodos. Un plus es que puedan portar una chapa identificativa con los datos del nombre de tu can y el número de teléfono por si se pierde.

Los collares para perros deben estar fabricados con materiales de alta calidad como son el cuero o el nylon. Para perros con alergias desarrolladas al nylon hay collares confeccionados en algodón para no producir estas reacciones.

 

Collares perros

 

Para que un collar resulte adecuado y confortable para nuestro perro no debe estar apretado al cuello. A la hora de probárselo hay un truco para ver si está colocado correctamente y es introducir dos de nuestros dedos entre el collar y el cuello de nuestro peludo. El collar no tiene que quedar ni muy holgado ni muy ajustado porque podría causarle lesiones en el cuello.

El cuello de los perros es una de las partes más sensibles de la anatomía canina. Un mal uso del collar puede ser tremendamente perjudicial y causar contracturas y dolor en nuestra mascota.

Collar de paseo

Collar con asa

Es el típico collar fabricado en nylon o en cuero. Se utiliza para la educación en la primera etapa del cachorro, para enseñarle a portar este accesorio y para sacarlo a la calle en este período de su vida. Suelen tener una hebilla o enganche para ir adaptándolo según crece. Los hay planos o redondos y también con asa.

Collar de ahorque

Collar ahorque

 

Como su propio nombre indica es un collar que se utiliza para perros que poseen una gran fuerza y tiran de la correa. Su mecanismo es simple cuando el perro tira en demasía el collar se cierra y aprieta su cuello ahorcándolo. Es un collar nada adecuado para un perro y puede causarle daños irreparables en la tráquea por lo que desde luego no está nada recomendado.

Collar de semiahorque

Collar semih

 

Estos collares tienen el mismo funcionamiento que el collar de ahorque pero sin menos presión en el cuello. Está recomendado para perros que reciben sus primeros pasos del adiestramiento. Tienen simplemente esa función y no deberían ser utilizados todos los días.

Collar de púas

 

Collar ahorque púas

Esta clase de collar tiene dos posiciones con las púas hacia dentro o con las púas hacia fuera convirtiéndose en los dos casos en un collar de ahogo. Este collar debería estar prohibido porque si tiene las púas hacia dentro y el animal tira de la correa se las clava directamente. Esto no es forma de educar a un perro.

Collar de cabeza

 

Collar cabeza

Sirven para controlar la dirección en la que va nuestro perro. A los perros no les suele gustar demasiado este tipo de collar resultándoles molesto ya que les presiona la boca hasta que se acostumbran. A menudo se confunden con un tipo de bozal.

 

Collar para galgos

Collar galgosEs un tipo de collar específico para estas razas de perro, más ancho y largo que cualquier otro. Son realmente cómodos para ellos.

 

Autora: Antonia Villalba