La sífilis en conejos está provocada por una bacteria llamada Treponema cuniculi, que se transmite entre conejos durante la monta y además, si la madre está infectada, los gazapos pueden contagiarse al pasar por el canal del parto durante el nacimiento. No se transmite a seres humanos, en las personas la sífilis está provocada por otra bacteria, Treponema pallidum.

 

Sífilis en conejos

 

En conejos, generalmente no se trata de una enfermedad grave, sobre todo afecta a animales jóvenes que se infectan de la madre en el nacimiento, como es el caso del pequeño gazapo que veis en las fotos. Se caracteriza por lesiones costrosas en la región genital, ano, labios y a veces párpados y piel cercana que, si se tratan a tiempo, no suelen complicarse y se curan completamente. Pero si no se tratan a tiempo, las lesiones pueden extenderse e infectarse, complicando la curación.

Para la prevención de esta enfermedad, es importante que quienes críen conejos sepan identificar a los padres infectados y los traten para que no puedan contagiar a sus parejas ni a los gazapos.