Las caídas de gatos desde ventanas y balcones no protegidas son más frecuentes y peligrosas de lo que se piensa

Imagen: sean mason

Una ventana abierta implica un peligro serio de caída y accidente para un gato. Igual que un balcón no protegido. Lafascinación de los felinos por las alturas lleva a muchas personas a pensar que sus peludos compañeros no corren riesgos cuando descansan en el alféizar de la ventana o se pasean por la barandilla de la terraza. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. A continuación se explica por qué es tan peligroso dejar ventanas abiertas y terrazas no protegidas cuando vivimos con gatos en casa, por qué caen los gatos desde las alturas y qué riesgos de lesiones corren los felinos, junto con seis trucos sencillos para proteger las ventanas y a los peludos inquilinos.

Caídas de gatos desde ventanas y balcones: un peligro real

Las caídas de gatos desde ventanas son tan frecuentes y peligrosas, que los expertos han bautizado el fenómeno como el síndrome felino de las grandes alturas

Una ventana implica un riesgo serio para un gato. “Los accidentes de felinos que caen desde balcones y ventanas abiertas son demasiado frecuentes y necesitamos concienciar a los adoptantes de que hay que vigilar y cerrar las ventanas, cuando hay animales en casa”, explica una portavoz de la Asociación Nacional de Amigos de los Animales.

Las caídas y accidentes de gatos desde ventanas y balcones no protegidos son tan frecuentes y peligrosos, que los expertos han bautizado el fenómeno con el nombre de síndrome felino de las grandes alturas.

Cuando la altitud supera los siete o nueve metros (un segundo piso de un edificio de viviendas), el peligro crece para los gatos. Roturas de huesos y mandíbulas, daños en las patas, roturas de tendones e, incluso, lesiones en órganos internos, como los pulmones, son sólo algunas de las graves lesiones a las que se expone un gato durante la caída.

El riesgo de caer desde ventanas y balcones es aún mayor para los felinos más pequeños: seis de cada diez gatos que caen desde ventanas no protegidas tienen menos de un año, según un estudio realizado por veterinarios de la Universidad de Zagreb y publicado en la revista científica ‘Diario de Medicina y Cirugía Felina’.

Accidentes de gatos por caídas desde ventanas

Los gatos tienen un gran instinto de supervivencia, que les impide saltar desde ventanas elevadas que pueden implicar un peligro para ellos. La mayoría de los gatos caen por accidente. “Los felinos tienen una habilidad asombrosa para focalizar su atención en algo que les interesa: un pájaro o un insecto puede captar tanto su atención, que les puede hacer perder su equilibrio y caer”, explican los veterinarios de la Asociación Contra la Crueldad Hacia los Animales.

Imagen: Patrick Finnegan

El poco miedo que los gatos demuestran a las alturas y el hecho de que muchos felinos disfruten al encaramarse en sitios elevados, como árboles y barandillas, lleva a muchos dueños a pensar que sus felinos no corren peligro. Pero nada más lejos de la realidad.

“Un gato puede agarrarse sin problemas a superficies como las ramas de un árbol, pero otras superficies son más peligrosas para ellos por el riesgo de resbalar, entre ellas, las repisas de las ventanas, el hormigón y las elevaciones de ladrillo“, añaden estos veterinarios, cuya asociación atiende a la semana entre tres y cinco gatos heridos por caídas desde alturas, en la época de verano y primavera, cuando el tiempo mejora y las ventanas abiertas son más frecuentes.

Seis pasos sencillos para proteger a su gato de las ventanas

  • 1. Abrir ventanas: gatos fuera y puertas cerradas El primer paso es la prevención: evitar situaciones de riesgo. Para ello, durante las sesiones de limpieza en casa o cuando toca airear la vivienda, la clave es cambiar a los gatos de habitación y mantenerles encerrados y seguros durante el proceso.
  • 2. Cerramientos seguros para ventanas con gatos Si hay ventanas que necesitamos abrir, existen cerramientos seguros para animales que podemos utilizar. El mejor consejo es conseguirlos en tiendas especializadas en mascotas, ya que los cierres y mallas de seguridad que venden para bebés y niños no suelen ser apropiados para nuestros peludos compañeros.
  • 3. Ajustar bien los cerramientos a las ventanas con gatos Si decide instalar pantallas ajustables en las ventanas, debe asegurarse de que estas están bien fijadas a los marcos de las ventanas, de forma que no se caigan con un eventual golpe del gato. En cualquier caso, siempre conviene vigilar a nuestros felinos.
  • 4. Cierre las ventanas antes de irse de casa La mejor forma de proteger a sus felinos es asegurarse de que todas las ventanas y puertas están bien cerradas.
  • 5. Vigilar a los gatos en la terraza Un balcón es un estimulante recurso para un felino doméstico. Sin embargo, con el fin de evitar riesgos, hay que vigilar a nuestro peludo amigo en todo momento, mientras disfruta del aire libre en el balcón. Además, las terrazas pueden protegerse, con mallas y cerramientos, que las harán seguras para nuestros gatos.
  • 6. Caídas de gatos: acudir pronto al veterinario Un gato que cae desde el balcón o la ventana tiene riesgo serio de sufrir heridas, lesiones y roturas. Más del 90% de los gatos que caen desde ventanas y balcones sobrevive, según los expertos de la Universidad de Zagreb, si reciben atención médica urgente. Es importante, por ello, acudir de forma rápida al veterinario.

Autor: Eva San Martín                                                                                                    Web: www.consumer.es