¿En qué consiste la RM?

La resonancia magnética es una potente herramienta diagnóstica basada en los campos magnéticos. Provee imágenes anatómicas digitalizadas, no invasivas, sin el uso, y de aquí su inocuidad, de radiación ionizante como en el caso de los Rayos X (Rx) y la Tomografía Axial Computarizada (TAC).

También tiene la habilidad de producir imágenes en cualquier plano, sin necesidad de recolocar al animal, aportando mejor resolución espacial, mejor contraste entre tejidos e incremento de la sensibilidad a procesos patológicos.

La resonancia magnética nuclear, o RMN, es un examen de diagnóstico seguro que proporciona una visión más clara del interior del cuerpo que muchos otros exámenes de diagnóstico. La resonancia magnética produce imágenes de dos o tres dimensiones. No usa rayos X. También se puede usar un medio de contraste para ayudar a visualizar mejor las imágenes.

¿Cuáles són las ventajas de la resonancia?

Una resonancia magnética ayuda a detectar y tratar precozmente una enfermedad. Proporciona información detallada rápidamente y puede reducir la necesidad de ciertas cirugías de diagnóstico.

Por lo general, el veterinario suele recomendar la realización de una resonancia magnética ante la sospecha de lesiones intracraneales o de la médula espinal, pero el alcance diagnóstico de la resonancia es mucho más amplio.

Resonancia magnética nuclear veterinaria

 

¿En qué casos está indicada la realización de una resonancia?

A continuación vemos un listado de situaciones clínicas en las que la resonancia estaría indicada:

CEREBRO, CEREBELO Y TRONCO DEL ENCÉFALO

Ante la sospecha de lesiones cerebrales como crisis convulsivas, déficits en los pares craneales , síndrome vestibular, nistagmo , ataxia, ceguera central, circling, cambios de comportamiento y de la personalidad, alteraciones del estado mental, problemas locomotores, problemas posturales, desordenes alimentarios, diabetes insípida, déficit en la termoregulación, alteraciones del sueño (usualmente dormir demasiado), desórdenes cardiovasculares (comunmente vasodilatación) y respiratorios, polifagia, polidipsia, temblores, hiperquinesia.

MÉDULA ESPINAL

En animales con signos clínicos como Paresia/Plegia aguda o crónica, déficits propioceptivos, dolor espinal, trauma espinal, neoplasias, fenómeno de Schiff-Sherrington, hipertono/ hipotono, espasticidad, hiperestesia, hiperreflexia/hiporreflexia/arreflexia, síndrome de Horner, incontinencia fecal y urinaria, recaídas post quirúrgicas, hidromielia y siringomielia.

SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO

Sospecha de neoplasias en nervio periférico, atrofia muscular o dolor en una sola extremidad.

ABDOMEN

Identificación de masas en pequeños órganos: adrenales, páncreas, nódulos linfáticos.
Planificación quirúrgica en masas de grandes órganos: hígado, bazo, riñones.
Masas en vegiga urinaria.

VASCULAR

Trombos en grandes vasos: aorta, cava, porta
Shunt porto-sistémico

MUSCULOESQUELETICO Y ARTICULACIONES

Dolor y laminitis localizada en cualquier articulación.
Valoración de ligamentos, tendones, meniscos, cartílagos, huesos.
Planificación quirúrgica de masas óseas.

CAVIDAD NASAL, ORBITAS, FARINGE, LARINGE, OIDO, GLANDULAS SALIVARES

Búsqueda de neoplasias, inflamación-infección, cuerpos extraños.
Secreción nasal crónica, estornudos crónicos, deformación facial.
Valoración del espacio retrobulbar :Exoftalmus, dolor al abrir la boca, dificultad en la retropulsión, estrabismo y valoración del nervio óptico.
Otitis crónica, head tilt.

CANCER

Masas en tejidos blandos, planificación quirúrgica (definición de los bordes quirúrgicos)
Screening de metástasis, evaluación de nódulos linfáticos
Masas hipofisiarias

CUERPOS EXTRAÑOS

Trayectos fistulosos crónicos.

¿Cómo va a ser el procedimiento una vez deje a mi perro en el servicio de resonancia?

Vamos a tomar un ejemplo en que el animal es referido ante un diagnóstico presuntivo de compresión medular o inflamación del Sistema Nervioso Central.
– Al llegar el animal, este es evaluado cuidadosamente por un veterinario especialista en neurología para determinar el área a examinar. Según los síntomas del animal y el exámen neurológico, se puede llegar a neurolocalizar la lesión (intracraneal, cervical, toracica, lumbar…).
– Si el área a examinar corresponde con la localización del microchip, este deberá ser retirado previamente al estudio retirado previamente al estudio.
Resonancia magnética nuclear veterinaria
– Se induce una anestesia general, se intuba al animal y se mantiene la anestesia con gases.
  Las constantes del animal son monitorizadas de forma constante por un  veterianario anestesista.
-Se coloca al animal en la camilla e inicia el estudio.
-Si la sospecha diagnóstica lo requiere, se inyectará un líquido de contraste intravenoso para obtener imágenes más adecuadas.
-Si el caso lo requiere, cuando el procedimiento finaliza pero aún con el perro anestesiado, puede extraerse una muestra de líquido cefaloraquídeo para su estudio en el momento, y para enviar una muestra al laboratorio para exámenes posteriores.
-El animal es trasladado a una zona habilitada para despertar de la anestesia.

¿Cuál es el precio de una RM?

  Al pedir presupuesto para una RM, hay que tener en cuenta que no solo estamos pagando por la obtención de unas imágenes, sino que estamos acudiendo a un servicio de diagnóstico donde un equipo humano de especialistas se encargarán de realizar el procedimiento bajo anestesia general de la forma más segura.
También a la hora de interpretar las imágenes, solo especialistas en la materia són capaces de dar los resultados. En algunos casos, la interpretación definitiva del resultado la harán veterinarios diplomados en imagen de forma telemática, por lo que podemos tardar un poco más en obtener el resultado definitivo.
El precio varía según el número de zonas a explorar, el tamaño del animal y las pruebas complementarias que se efectuen. En cualquier caso, el veterinario referente os derivará al servicio de diagnóstico que mejor considere.
Por estos motivos el abanico de precios es amplio, pudiendo oscilar de 350 euros a 800 euros de forma orientativa.