¿Qué es la enfermedad metabólica ósea?

Enfermedad osea metabólicaTambién conocida comoosteodistrofia fibrosa, osteomalacia, hiperparatiroidismo nutricional secundario, osteoporosis, o el raquitismo, la enfermedad ósea metabólica es probablemente el problema nutricional más comúnmente visto en los reptiles. Es el resultado de un desequilibrio de calcio / fósforo en el organismo que provoca un debilitamiento de la estructura ósea, así como el caparazón y plastrón de tortugas. En más casos anticipados esto puede llevar a episodios de temblores repetidos, debilidad severa y fracturas óseas.

¿Qué causa La EOM?

La EOM se desarrolla como el resultado de un equilibrio inadecuado de calcio y fósforo. El calcio es un mensajero importante bioquímico utilizado en muchas vías metabólicas y en la transmisión nerviosa, lo que significa que cualquier nivel de deficiencia de calcio es un problema grave que, además de EOM, puede causar la contracción del músculo debilitado (especialmente en el corazón) y una disminución de la capacidad de coagulación en la sangre. Si los niveles de calcio bajan demasiado, se puede producir una insuficiencia cardíaca. Cuando el nivel de fósforo se vuelve demasiado alto en relación al calcio, éste favorece la formación de fosfato de calcio en el intestino, que se absorbe mínimamente, ya que es una sal insoluble. Por lo tanto, una deficiencia de calcio puede ser en realidad el resultado de un nivel alto de fósforo en lugar de bajo nivel de calcio. El rango normal generalmente aceptado para la proporción del calcio : fósforo es 1,5: 1 a 2: 1. Si la relación cae muy por debajo de este nivel, los iones fosfato pueden ser absorbidos, dando como resultado hiperfosfatemia, que estimula las glándulas paratiroideas para secretar la hormona paratiroidea (PTH), y emite señales al organismo indicando que necesita obtener calcio de cualquier suministro disponible, incluso de hueso.

Enfermedad osea metabólica reptiles
Como el calcio es extraído de los huesos, se vuelven muy suaves y débiles. Este proceso progresa, el cuerpo trata de mantener la integridad del esqueleto de soporte y reforzar el hueso al reemplazar parcialmente el calcio que se pierde con tejido conjuntivo de fibrocolágeno. Esto puede llegar a producir “protuberancias” palpables y visibles incluso en el hueso, especialmente en las vértebras a lo largo de la parte posterior y la base de la cola, así como en los huesos largos de las patas.

Enfermedad osea metabólica

¿Qué puede causar un un desequilibrio en la relación calcio / fósforo?

Una relación inadecuada de calcio / fósforo puede tener una múltiple variedad de causas, pero la mayoría están relacionadas con el mal manejo. Esto puede ser tan simple como una deficiencia de calcio o un exceso de fósforo en la dieta, pero hay varias causas más complicadas. Otras causas de la dieta pueden incluir un exceso de grasa, que disminuye la solubilidad (y por tanto la absorción) de calcio o sustancias en la dieta que inhiben la absorción de calcio. Los oxalatos, por ejemplo, se unen al calcio y ambos se eliminan en el tracto digestivo.

Otra causa común de niveles bajos de calcio es la falta de vitamina D. La vitamina D es esencial para el metabolismo del calcio. Permite la absorción de calcio a través de las membranas del duodeno, de donde se transporta a todo el organismo. La deficiencia de vitamina D generalmente no es un problema en la dieta. Mientras que los reptiles pueden obtener una pequeña cantidad de vitamina D de los alimentos, la mayoría de esta vitamina no lo absorben bien. En cambio, los reptiles tienen vías metabólicas únicas por las que fabrican la gran mayoría de lo que necesitan. El funcionamiento de estas vías, sin embargo, requiere la exposición regular a los rayos UVA y UVB. Esta es la razón por la que una iluminación inadecuada o insuficiente a menudo está relacionado como una causa de EOM.

Síndrome mandibula de goma

Otro problema común que puede contribuir a niveles bajos de calcio es una fuente de calor deficiente o inexistente. Las temperaturas frías pueden retrasar e impedir la digestión, lo que disminuye la absorción de calcio.

Con menos frecuencia, algunas condiciones médicas pueden desequilibrar la relación calcio / fósforo. Por ejemplo, la enfermedad de riñón y el hígado inhibe la capacidad de activar la vitamina D. Una patología intestinal interrumpe los procesos digestivos normales y, por extensión, la absorción de calcio. Son enfermedades que producen efectos en glándulas tiroides o paratiroides y a la producción de hormonas (como PTH) que regulan la absorción de calcio.

Osteodistrofia reptiles

¿Cómo diagnosticamos una EOM?

Los primeros síntomas de una EOM incluyen: patas arqueadas o inflamadas, columna vertebral arqueada, nódulos en los huesos de las patas, columna vertebral y la cola, ablandamiento bilateral de la mandíbula (comúnmente conocida como el síndrome de la mandíbula de goma), y el ablandamiento del caparazón y plastrón en tortugas. Los pacientes con EOM severa pueden presentarse con un ritmo asimétrico al caminar, temblores y espasmos repetidos en las patas, mientras que en reposo, se puede detectar debilidad general, falta de fuerza de agarre y trepar, letargo, estreñimiento, anorexia, y los huesos se quiebran fácilmente. Los casos más extremos pueden experimentar convulsiones o parálisis parcial.

EOM reptilesUn diagnóstico de EOM generalmente se basa principalmente en los síntomas y la discusión del manejo, pero puede confirmarse mediante radiografías y análisis de sangre. Las radiografías de un reptil con EOM mostrarán huesos anormalmente grandes de diámetro con forma irregular. Las cavidades medulares (la región del hueso que contiene médula ósea) parecen normales, pero la cortical del hueso (la parte exterior dura) aparece significativamente engrosada con una densidad muy disminuida.

Osteodistrofia reptilesSe puede tomar una muestra de sangre para medir los niveles de calcio y fósforo y determinar la proporción de éstos. Los niveles bajos de calcio y fósforo en la sangre son indicativos de EOM, especialmente si la proporción de calcio / fósforo está invertida. Cabe señalar sin embargo, que un adulto hipocalcémico puede mostrar los niveles de calcio en el rango normal a menos que se le extraiga sangre inmediatamente después de un episodio de espasmos. Además, los animales jóvenes con EOM son significativamente más propensos a mostrar los niveles de fósforo y calcio dentro de los límites normales. Por lo tanto los análisis de sangre deben ser utilizados sólo para confirmar un diagnóstico de EOM.

El tratamiento para la MBD

El tratamiento más importante para la mayoría de los casos de EOM (con la excepción de aquellos casos secundarios a una condición médica pre-existente) es el manejo adecuado. Esto incluye una dieta que combine nutrientes en frutas y verduras con fuentes de proteínas como grillos y gusanos de la harina frescas para asegurar una nutrición bien equilibrada. Los suplementos de calcio también pueden ser recomendados. Están disponibles en forma de polvo y se pueden revestir de forma rutinaria en los insectos o rociado en la parte superior de frutas y verduras. La temperatura de los recintos también debe corregirse. Rangos de temperatura exactos, que varían según la especie, pero es importante que los reptiles tengan acceso a áreas cálidas donde “toman el sol” y  zonas más frías de sombra, así como diferentes gradientes de temperatura de día y noche. Además, es esencial que los reptiles tengan la exposición diaria a la luz UVA y UVB, así como ciclos de luz de día y de noche, Los tiempos de estos ciclos varían de nuevo por especie. Ambos ciclos de temperatura y luz deben basarse en el entorno nativo de la especie.

EOM camaleon

Los casos más graves de EOM pueden requerir receta médica a corto plazo de dosis orales de glubionato de calcio, o inyecciones de gluconato de calcio, siempre bajo control veterinario, previa dosis ajustada al requerimiento individual. Una vez que los niveles de calcio en sangre son suficientes, se puede administrar calcitonina, para acelerar la deposición de calcio en el hueso.

Enfermedad metabólica osea reptiles

Sin tratamiento, los pacientes con EOM raramente sobreviven. Si el tratamiento se administra en forma oportuna y se hacen los cambios de manejo apropiados, el pronóstico de los pacientes con EOM leve es muy buena. Los reptiles afectados generalmente responden bien al tratamiento, y en una gran proporción de los pacientes se ve una inversión de muchos de los síntomas menos graves y son capaces de tener una excelente recuperación. Para los casos más extremos, la inversión completa de los síntomas es poco probable, pero la recuperación aún puede ser posible con la intervención de un veterinario especializado.

Enfermedad metabólica camaleon

 

Autor: Juan Luis Sánchez de León Sierra – Veterinario especializado en animales exóticos

Web: http://veterinarioexoticosmadrid.wordpress.com/