huron_invierno

 

De igual manera que otros animales, los hurones ocasionalmente pueden tener reacciones adversas a las vacunas. Cuando ocurren éstas, suele ser ante una segunda o tercera exposición a la misma vacuna.
Si se tiene el cuidado de ponerles la vacuna de la rabia y moquillo con , al menos, dos semanas de diferencia  se reduce este riesgo. Hay varios tipos de reacciones a las vacunas.

Las más peligrosas son las reacciones que ocurren  dentro de la primera hora de haberlos vacunado.  Se sugiere, por tanto,  un control por lo menos de 30 a 60 minutos después de haberse aplicado la vacuna, por si acaso.
Hay que observar si vomitan, presentan diarrea o se orinan encima. Si aparecen manchas en la piel. Cualquier signo que no consideremos normal en nuestra mascota. Es conveniente por tanto estar cerca de la consulta veterinaria al menos esa hora después de la vacuna pues sabremos los pasos a seguir.

Sin embargo, la mayoría de las reacciones retardadas no son peligrosas. Se puede notar que el hurón presenta letargia, ojos vidriosos, nariz húmeda o vómitos durante un día o dos después de la vacunación. Salvo que estos síntomas se agraven, el curso normal es que mejore en 12-36 horas.

 

Autor: Domingo García – Veterinario                                                   Web: blog.vetjg.com