Rabia en Melilla, y ya van ocho casos. zoonosis mortal y descontrolada

Rabia en Melilla, y ya van ocho casos. zoonosis mortal y descontrolada

La rabia tiene una tasa de mortalidad de casi el 100 % tanto en humanos como en animales y representa una amenaza mundial que mata a alrededor de 59.000 personas cada año. Los perros constituyen el principal reservorio de esta enfermedad. Controlar y eliminar esta zoonosis mortal implica combatirla en su origen animal. OIE

 

Desde la Asociación de Veterinarios Municipales expresan una gran preocupación por la situación que existen la ciudad Autónoma de Melilla, debido a la presencia reiterada de casos de rabia canina, que se han producido en los últimos meses y en la que se ha informado del último caso, OCHO casos diagnosticados y confirmados de rabia por el Instituto Carlos III en seis meses. Cifras inauditas para esta enfermedad en un espacio de tiempo tan corto.

Según las informaciones de la AVEM  (Asociación de Veterinarios Municipales) se están produciendo gravísimas irregularidades en la gestión de esta crisis sanitaria. Irregularidades de todo tipo, por inacción, por suplantación, por incumplimiento de la legislación vigente a sabiendas, por decisiones contrarias a lo marcado en el Plan de contingencia contra la rabia, y lo más grave, la obstrucción a los veterinarios oficiales de la ciudad de Melilla, únicos funcionarios autorizados para tomar decisiones en relación con esta crisis, por motivos estrictamente competenciales.

 

Virus rabia

 

La mayoría de las irregularidades indicadas, según las informaciones de la AVEM, tienen su origen en decisiones adoptadas por la Consejera de Políticas Sociales, Salud Pública y Bienestar Animal, Dª. Francisca García Maeso en relación con la gestión de la crisis sanitaria. Decisiones que, no solo contraviene la legislación vigente, sino que, además, pone en muy grave riesgo a la población de la Ciudad Autónoma de Melilla.

El vigente Plan de Contingencia para el control de la rabia establece que las autoridades competentes ejecutoras de este control y aplicación del Plan en Las Comunidades/Ciudades Autónomas, son los veterinarios oficiales de Sanidad Animal y/o Salud Pública.

Por todo ello hemos solicitado al Presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla el cese inmediato de dicha consejera por su incapacidad manifiesta en un puesto de tanta trascendencia como la Consejería de Políticas Sociales, Salud Pública y Bienestar Animal, responsable del control de la enfermedad y de velar por la Salud Publica de la población.