Imagen: Found Animals Foundation

¿Qué me dice el gato con esa cara? ¿Qué expresa su felino con la posición de sus orejas, la colocación de sus bigotes o la altura de su cabeza? Los gatos hablan un lenguaje distinto al nuestro, que incluye sonidos, posiciones de orejas y bigotes, ronroneos felinos, gestos corporales, posturas, apertura de ojos y estados de ánimo. Pero ello no es un impedimento para aprender a comunicarnos con nuestros felinos. Aquí tiene elocuentes fotografías para aprender a leer los gestos faciales felinos y un manual para interpretar la cara de su gato en seis pasos: desde que estárelajado, hasta que se pone en alerta o está a punto de huir atemorizado.

Comunicarse con el gato: aprenda a interpretar su cara

“Los gatos utilizan distintas posturas corporales para expresar y transmitirnos sus emociones“, explican los veterinarios de la Universidad de Ohio, en un extenso estudio realizado sobre comportamiento y comunicación felina.

La cara de un gato es una de las partes de su cuerpo más expresivas y que más información nos aporta sobre el estado de ánimo, intenciones y necesidades comunicativas de nuestros gatos. “Los gatos tienen un amplio rango de expresiones faciales que utilizan para comunicarse con otros felinos y con sus humanos; aprender a interpretarlas es muy útil para detectar problemas, dolencias e incluso prevenir problemas de comportamiento a tiempo”, opina la experta en comportamiento felino Linda Case.

Imagen: Found Animals Foundation

Prestemos atención a las pupilas del gato, a sus orejas y hasta a los bigotes felinos, porque nos estarán dando mucha información relevante acerca de los sentimientos de nuestros gatos.

A continuación encontrará una sencilla guía para aprender a interpretar la cara de su gato, en seis pasos: desde un gato relajado hasta cuando nuestro peludo amigo siente estrés o miedo.

1. La cara de un gato relajado

La cabeza de un gato relajado estará apoyada sobre una superficie: una cama, el sofá o delicadamente sobre sus patas delanteras. Los ojos del felino están cerrados o abiertos, en este último caso, no de forma excesiva; y sus pupilas, relajadas.

Imagen: Trish Hamme

Tanto las orejas como los bigotes del gato están en su posición normal o ligeramente adelantados. El gato o bien no vocaliza o bien emite un relajante ronroneo felino.

2. La cara de un gato en alerta o interesado

La cabeza de un gato en estado de alerta está colocada sobre el cuerpo felino y tiene algo de movimiento. Sus ojos están abiertos y sus pupilas aún en su tamaño normal.

Imagen: Feliciano Guimarães

Las orejas del gato están en su posición normal o bien erectas, ligeramente hacia delante o hacia detrás. Los bigotes felinos se colocan en su localización habitual o algo hacia detrás. El gato puede maullar o emite un ronroneo felino.

3. La cara de un gato tenso

La cabeza de un gato en tensión de acerca más al cuerpo, se reduce el cuello. El movimiento de la misma bien se reduce o bien desaparece. Los ojos del gato tenso se abren y se aproximan ligeramente entre ellos. Las pupilas se han dilatado parcialmente.

Imagen: Amanda Braz

Las orejas del gato se yerguen hacia delante o detrás. Mientras que los bigotes felinos se colocan en una posición habitual o algo hacia detrás. El gato puede permanecer en silencio o maullar, incluso con un sonido lastimero.

4. La cara de un gato ansioso o con estrés

La cabeza de un gato ansioso o con estrés baja de posición, hasta colocarse en el mismo plano que el cuerpo felino. El movimiento de la misma bien se reduce mucho o desaparece. Los ojos del felino estresado se abren más, y también crecen sus pupilas.

Imagen: Found Animals Foundation

Las orejas del gato estresado se aplastan parcialmente, al igual que ha hecho la cabeza. Los bigotes permanecen en su posición o bien se desplazan hacia delante o detrás. El gato ansioso permanece en silencio o maúlla son sonido lastimero. También puede gruñir y aullar.

5. La cara de un gato con miedo

La cabeza de un gato con miedo baja de posición, cada vez más cerca del suelo, y está parada. Los ojos del felino con miedo están abiertos completamente y sus pupilas, dilatadas.

Imagen: Rocky Mountain Feline Rescue (formerly known as Animal Rescue and..

Las orejas del gato con miedo están completamente aplastadas y los bigotes felinos se retrasan. El gato ansioso permanece en silencio o maúlla lastimero, gruñe y aúlla.

6. La cara de un gato atemorizado

La cabeza de un gato desciende aún más de altura y se coloca por debajo del cuerpo felino. Los ojos del felino atemorizado están completamente abiertos, al igual que sus pupilas.

Las orejas del gato atemorizado se han aplastado del todo hacia detrás de su cabeza; al igual que sus bigotes. El gato con miedo permanece en silencio, maúlla lastimero o gruñe.

Imagen: Andreas D.

 

Autor: Eva San Martín                                          Web: www.consumer.es