Empezamos con el bloque de patologías o enfermedades más frecuentes en los reptiles, primeramente con las tortugas, cómo prevenirlas, cuándo acudir al veterinario y cómo tratarlas.

 

En el primer caso, una tortuga mora macho, presenta erosiones y desgaste de una placa marginal delantera derecha como consecuencia de mordeduras de un perro que convive con ella.  Es un error dejar que convivan juntos, pues en este caso es muy leve el problema, pero muchas veces ocurren verdaderas amputaciones o desgarros o incluso muertes como consecuencia de esos ataques de perro u otros animales carnívoros o incluso por mordeduras de rata. En este caso y cuando las lesiones son leves tienen un buen pronóstico con un tratamiento tópico, pero muchas necesitan cirugías correctivas, estéticas o amputaciones.

 

En el segundo caso estamos ante una fractura de caparazón afectando al esqueleto y pulmones, como consecuencia de un aplastamiento por una máquina de labrar sin que el dueño se percatara de su presencia.  En la mayoría de los casos y tras valorar radiológicamente los daños y la profundidad tienen buen pronóstico con cirugías reparadoras con cerclajes y resinas especiales.

 

Autor: Jose V. Griñán                                Web: blog.vetjg.com