Hay ciertos alimentos que o están prohibidos o no son recomendables que coman los perros. Con ellos podemos ocasionar ciertos trastornos digestivos, obesidad y en algunos de ellos aunque las dosis sean pequeñas pueden llevar a la muerte a nuestro peludo. En este artículo te contamos cuales son esas comidas que tu perro no debería degustar.

Perro con zanahoria

Alimentos prohibidos para perros

A lo largo de los años se ha avanzado mucho en la alimentación para mascotas estando totalmente desarrollada para un correcta nutrición. A las personas nos gusta compartir habitualmente la comida que disfrutamos con nuestra familia, ya sean de la especie que sean. Pero podemos cometer errores garrafales que pueden costarle la vida a tu perro. Aquí te indicamos una serie de alimentos que no debes suministrar bajo ningún concepto a tu peludo.

Aguacate

Contiene una sustancia llamada persina que es un insecticida. Puede provocar diarrea, vómitos, edema pulmonar y daño cardíaco.

Ajo

Puede producir anemia e insuficiencia renal. La orina puede mostrarse naranja o rojiza. Hay algunos fabricantes que lo utilizan en muy pequeñas dosis como conservante natural en la comida para perros.

Café

El café tiene un alto contenido en cafeína y puede causar taquicardia, hiperactividad o nerviosismo.

Cebolla, cebolletas y puerros

Puede destruir los glóbulos rojos de la sangre y provocar una anemia, además de problemas respiratorios y taquicardia.

Chocolate

El chocolate contiene teobromina. Esta sustancia se utiliza en humanos como estimulante del corazón y diurético. Los perros metabolizan la teobromina muy lentamente. Dependiendo de la ingesta de chocolate, el perro puede tardar desde horas a días en manifestar los síntomas que van desde vómitos, diarreas, hiperactividad hasta llegar al paro cardíaco, infartos y muerte.

Huesos

Los huesos pueden provocar obstrucciones, atragantamientos y estreñimiento. Siempre hemos visto que los perros comían huesos, pues no es un alimento acertado sobretodo si están cocidos. Jamás des huesos de pollo asado o cocidos a un perro, porque pueden astillarse fácilmente y perforar el aparato digestivo del peludo. Sí queremos proporcionar huesos a nuestro can deben de ser grandes y que no hayan sido cocinados.

Huevos crudos

La cáscara puede ocasionar salmonelosis.

Leche

Los perros solo digieren la leche cuando son cachorros. En su estado adulto no pueden digerir la lactosa por lo que les produce diarreas y trastornos digestivos.

Manzanas, melocotón, albaricoque, ciruelas, sandía

Se pueden suministrar siempre que les retiremos las pepitas porque contienen cianuro.

Nueces

Son muy tóxicas para perros por su alto contenido en fósforo. Pueden originar ataxia, dolor e hinchazón en las articulaciones, ataques o convulsiones, temblores y espasmos, vómitos y fiebre alta.

Infografía alimentos no permitidos perros

El té contiene teína y al igual que la cafeína puede causar taquicardia, hiperactividad o nerviosismo.

Tomates verdes, berenjenas, patatas y pimientos

Contienen una sustancia llamada solanina. Si queremos podemos ofrecer patatas a nuestros perros siempre que les retiremos la piel y estén cocidas. Los signos más frecuentes por envenenamiento con solanina son la diarrea, los vómitos y la irritación de las mucosas.

Uvas o pasas

Las uvas o pasas son muy nocivas para los perros. Pueden provocar vómitos y diarrea e incluso insuficiencia renal con resultado de muerte.

 

Autora: Antonia Villalba