A menudo creemos que los incordiosos parásitos externos que pueden afectar a nuestra mascota solo se dan en primavera o en verano. Nada más lejos de la verdad. Estos desagradables visitantes pueden sobrevivir hasta dos años en nuestro hogar, esperando que se den las condiciones idóneas para infectar a nuestro peludo. En este artículo vamos a ver como eliminar las pulgas en gatos y en perros.

¿Qué son las pulgas?

Las pulgas son unos ectoparásitos o parásitos externos que viven a expensas de un huésped, en este caso de nuestro perro o gato. Son insectos sin alas que pertenecen al grupo de los parásitos hematófagos, es decir se alimentan de sangre.

Pulga

El ciclo de vida de las pulgas

Los individuos adultos miden de 1 a 6 mm de longitud. Para poder vivir las pulgas necesitan un ambiente cálido y húmedo, de lo contrario no pueden desarrollarse. Se aprovechan de su generoso huésped hasta que mueren ya que nunca lo abandonan. Su esperanza de vida es de hasta 115 días permaneciendo en el perro o en el gato, mientras que si está fuera de él, solo sobreviven un par de días como mucho.

Se extienden sobre la piel de nuestro «peludo» y en los meses de más calor es cuando más prevalencia tienen, pero eso no significa que en el invierno con las calefacciones de casa en marcha y un hogar calentito, estos minivampiros  no puedan vivir a sus anchas. Las hembras de pulga una vez alimentadas pueden poner cientos de huevos en unos pocos días. Para que los huevos eclosionen necesitan una temperatura de 21 grados, justo la media de la temperatura que registramos en nuestros hogares en invierno con el calor de radiadores, calefactores, etc. Una vez han eclosionado se alimentan de restos orgánicos y de sangre excretada por las pulgas adultas. Al cabo de dos o tres semanas las larvas evolucionan a pupas y estas forman un capullo que pueden permanecer entre uno o dos años hasta que las condiciones sean propicias y entonces el ciclo comienza de nuevo para estos minivampiros.

Si tu perro ha sido infectado por pulgas en la primavera o en el verano, es muy importante que vigiles  la alfombras de tu casa, los sillones, mantas, camas y los muebles porque los huevos pueden caer y depositarse allí. Esto incluye fundamentalmente el lugar de descanso de tus peludos así como la vigilancia en días sucesivos. Deberás aspirar a conciencia toda la casa y desinfectarla con un producto adecuado.

Ciclo vida pulgas

Enfermedades que transmiten las pulgas

Las pulgas pueden transmitir las siguientes enfermedades:  Dipilydium caninun,  Dermatitis Alérgica a la Picadura, Bartonella henselae (enfermedad del arañazo de gato = bartonellosis), Bartonella vinsoniiy  Rickettsia felis.

La saliva de la pulga, posee sustancias que pueden inducir a una reacción alérgica, es lo que se conoce como Dermatitis Alérgica a la picadura de pulga (DAPP). Como consecuencia del mordisqueo, lamido y rascado en los perros y gatos aparecen alteraciones en la piel que se manifiestan con eritemas, enrojecimiento de la epidermis, falta de pelo y lesiones costrosas. Las pulgas no solo son molestas para los peludos sino que también les genera nerviosismo y ansiedad debido al constante picor.

 

¿Las pulgas pueden transmitir enfermedades a los humanos?

Sí pueden transmitir enfermedades al hombre. Las pulgas pican a los humanos normalmente en las extremidades inferiores, piernas y tobillos son sus ámbitos preferidos, aunque también pueden darse en codos y axilas. Su picadura sigue una senda tres o cuatro picotazos en línea y se distinguen porque tienen un halo rojo y un punto blanco en el medio. Causan mucho picor y enrojecimiento en la zona, pudiendo llegar a inflamarse todo el área. También es frecuente que aparezca fiebre. Es importante no rascarse porque se puede producir una infección, lavar la zona con agua y jabón, después aplicar hielo y por supuesto ir al médico.

Estas son las enfermedades que nos pueden transmitir:

  • Enfermedad del arañazo del gato: la bacteria causante de esta enfermedad es la Bartonella henselae, que como hemos visto puede transmitir la pulga con su picadura y pasa al hombre cuando es arañado o mordido por el gato. Varios días después se desarrolla una ampolla o bultito (lesión de inoculación) y aparece una inflamación de los ganglios linfáticos que es el síntoma principal de esta enfermedad. También puede aparecer fiebre (generalmente inferior a 38,3ºC), dolor de cabeza, pérdida de apetito, dolor de garganta, fatiga, erupciones, y malestar general. Suele darse en personas por debajo de veinte años. Cabe subrayar que no se transmite de humano a humano.
  • Dependiendo de la zona del mundo donde nos encontremos pueden transmitir la peste bubónica y el tifus.

 

¿Cómo se puede proteger a nuestro perro o gato contra las pulgas?

Perro y gatoEn el mercado existen un gran número de productos antiparasitarios para luchar contra estos minivampiros. Desde pipetas, sprays, collares antiparasitarios y champús antiparasitarios como medida de apoyo. Es importante seguir las recomendaciones de tu veterinario de confianza en las pautas de desparasitación y nunca utilizar los productos de perros para gatos porque son extremadamente tóxicos y pueden provocar la muerte de nuestro gato. Asimismo si utilizamos un collar antiparasitario debemos cortar la parte que no quede sujeto por la hebilla, la parte que sobra no debe quedar colgando porque el animal puede ingerirlo y resultar muy nocivo para su salud. Por otro lado los collares con amitraz no deben ser puestos en animales con edad inferior a tres meses, ni en perras gestantes. Hay collares antiparasitarios especiales para los cachorros.

 

Autora: Antonia Villalba