Las ONG firmantes, ClientEarth, Ecologistas en Acción, Fundació ENT, OCEANA, SEO/BirdLife y WWF, recuerdan en su carta a Planas y Ribera sus responsabilidad en la protección de la biodiversidad marina y gestión pesquera.

Organizaciones ambientales han escrito una carta a los ministros de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y a la de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la que les piden que impulsen un plan contra las capturas accidentales en las artes de pesca de aves, tortugas y mamíferos marinos durante la actividad pesquera.

Tortuga enredada en red

 

Cada año, decenas de miles de aves marinas, cetáceos, tortugas, tiburones y rayas, muchos de ellos amenazados, mueren atrapados en aparejos de pesca de manera no intencionada (el también llamado bycatch) dentro y fuera de las aguas comunitarias, según las ONG.

Las capturas accidentales de estas especies protegidas por las directivas europeas de Aves y Hábitat entre otra normativa, son una «lacra interminable» que está llevando a la extinción ecológica de especies como la pardela balear, la marsopa común, el marrajo en el Mediterráneo o la raya noriega.

AveEn cuanto a la especie endémica española, la pardela balear, se estima que hay unas 3.000 parejas reproductoras pero su población disminuye a un ritmo anual del 14 por ciento, lo que significa que en tan solo 60 años se podría dar por desaparecida la especie. Mientras, el 52 por ciento de las especies de tiburones y rayas del Mediterráneo se encuentran amenazadas.

Por ello, en la carta a Planas y Ribera, les insisten en que es «fundamental» recuperar las poblaciones de peces pero también proteger al conjunto del ecosistemas, por lo que les recomiendan que apliquen una gestión pesquera que tenga en cuenta os impactos de la pesca en el ecosistema:

Asimismo, les instan a trabajar de manera conjunta para buscar y aplicar soluciones que involucren al sector pesquero, Administraciones, expertos y a la sociedad civil. En concreto, insisten en que es «fundamental» reforzar el seguimiento de las pesquerías artesanales e industriales, sobre todo aquellas con mayor riesgo de bycatch; implicar a los pescadores en la recopilación de datos detallados sobre capturas accidentales, para todos los grupos de especies en sus diarios de pesca; aumentar la cobertura de observadores (que aportan datos muy valiosos).

Otras de las propuestas de las ONG es incentivar el uso de cámaras a bordo de los barcos pesqueros y promover el desarrollo de estudios sobre la distribución de las especies más sensibles y la de las flotas pesqueras. Asimismo, insisten en la importancia de identificar las principales zonas de solapamiento entre megafauna y pesca, donde el riesgo de capturas debería ser más elevado.

Por otro lado, observan que con ligeras modificaciones de las artes de pesca o de las rutinas a bordo se pueden mejorar la situación. Asimismo, defienden que con su propuesta de plan se contribuiría de forma sustancial a que España cumpla los objetivos de gestión pesquera y conservación marina marcados en la normativa europea, así como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 14, sobre océanos) y la obligación de reporte de capturas de especies amenazadas y protegidas a la Unión Europea y a los organismos internacionales.

 

Fuente: Ecoticias.com