Desde hace más de 10.000 años el perro forma parte de la historia de la humanidad. Descendiente del lobo y moldeado mediante la cría y selección de ejemplares, el hombre ha contado con este singular compañero para multitud de tareas tales como protector del ganado, guardián del hogar, cazador y por supuesto como perro de compañía. Actualmente, nuestros amigos también desarrollan otro tipo de funcionalidades como rescate en búsqueda de personas en accidentes o desastres naturales, de ayuda médica, de terapia, en detección de drogas y explosivos o como perros guía.

La Federación Canina Internacional reconoce que hay 337 razas de perros, pero probablemente haya muchas más. Podríamos clasificar las razas de perros en varios tipos:

  • Razas pequeñas
  • Razas medianas
  • Razas grandes
  • Razas gigantes

 

Razas pequeñas y toys de perros

Hace más de 2.000 años los romanos tenían como mascotas a perros de apenas 20 centímetros de altura, cráneo redondeado, patas cortas y morro achatado, similar a un chihuahua o un pequinés. Como veis estos chiquitines llevan siendo muy populares desde hace mucho tiempo.

Yorkshire Terrier

Se denominan razas pequeñas a los perros que en su etapa adulta pesarán como mucho unos diez kilos y  que tendrán una altura

inferior a unos 40 cm. En esta guía de perros pequeños podrás conocer más acerca de las razas existentes. Las razas de perros toys son una subdivisión de las razas pequeñas. Estos ejemplares no llegan a los cinco kilos.

Las ventajas de estos canes es que se adaptan perfectamente a la vida en apartamentos o viviendas pequeñas. La alimentación debido a su tamaño también es menor aunque hay que tener cuidado con la dieta para que mantengan su peso óptimo. Son mascotas a los que les encanta la vida en familia, así como los juegos. También su transporte es más sencillo. Respecto a su educación debe ser la misma que si tuviéramos un cachorro de raza gigante, con órdenes sencillas y evitando la sobreprotección.

 

Razas medianas de perros

Razas de perros medianas - Golden RetrieverEs el punto intermedio en las razas caninas. Su peso oscila entre catorce y veinticinco kilos. Son perros totalmente adaptables tanto para la vida en un piso como en un chalet. Son muy divertidos y como todos los canes también necesitan gastar energía en las salidas jugando. Aunque el consumo en comida es un poco más elevado que en las razas pequeñas, es necesario alimentarlos con un pienso de calidad para mantener a raya su peso y su salud. Además son perros muy inteligentes y de fácil educación. Es común practicar deportes como el «agility».

 

Razas grandes de perros

Razas de perros grandes - Akita InuAquí encontramos a los ejemplares que pesarán en su estado adulto entre veinticinco y cincuenta kilos. Son perros a los que les encanta disponer de terreno, aunque también son fáciles para vivir en un piso siempre que cuenten con las salidas necesarias para ejercitarse. En cuánto a la manutención el gasto es significativamente mayor que en un perro de raza mediana o pequeña por lo que tenemos que tener muy claro si podemos permitírnoslo. Una buena alimentación desde cachorro es fundamental para el buen desarrollo del perro adulto, ya que en estas razas es crecimiento es bastante largo y hasta los dos años no suele estar completado.

 

Razas gigantes de perros

San Bernardo - Foto propiedad de: Rafael Dominguez RodriguezEstas razas son las más grandes y llegan a pesar más de cincuenta kilos. Por su tamaño son perros voluminosos que necesitan espacio por lo que viven mejor en casas con jardín. La edad aproximadamente que adquieren su madurez está entre los dos y tres años, por eso la alimentación juega un papel fundamental debido a su colosal envergadura y peso. Como recomendación la toma del alimento seco que indique el fabricante debe de ser repartida en dos tomas diarias. También hay que tener en cuenta que el gasto en alimentación de estos perros es muy elevado. En cuanto al ejercicio debe ser moderado durante la etapa de crecimiento.

 

Cuidados para todos los perros

Sea cual sea su raza, la visita al veterinario es prioritaria para mantener un buen estado en la salud del animal. Seguir a rajatabla el calendario de vacunaciones, así como de desparasitaciones internas y externas evitará que nuestro «peludo» enferme.

Dependiendo de la comunidad autónoma que nos encontremos (si estamos en España) o el país en el que vivamos, el microchip será o no obligatorio pero es totalmente aconsejable tener «chipado» a nuestro animal por si se extravía.

Por otro lado es recomendable la esterilización de los perros por su salud y para evitar camadas no deseadas.

En cuanto a la educación de «nuestro peludo» se recomienda el adiestramiento en positivo, poniéndonos en manos de un profesional que nos pueda ayudar con su entrenamiento.

 

Autora: Antonia Villalba