Normalmente el gato es muy especial en sus hábitos higiénicos y utilizará constantemente la bandeja sanitaria en casa, si se la ha proporcionado, o la tierra del jardín. Por lo tanto, si su gato defeca en casa, fuera de la bandeja, puede ser muy preocupante.

Ocasionalmente puede ocurrir un accidente si el gato está enfermo, encerrado en una habitación o se ha asustado repentinamente. Si la defecación inapropiada en casa persiste, debería solucionarlo por la salud y el bienestar de su gato.

Sea cual sea la causa, el castigo no es una solución. Sólo hará que el gato tenga miedo y el problema empeore. Los métodos disuasivos tales como el papel de aluminio, la pimienta, la cáscara de cítricos o una pistola de agua simplemente redirigirán la actividad a otro lugar, causarán más ansiedad y retrasarán el saber la causa principal de esta conducta. A pesar de la desagradable naturaleza de este problema es importante recordar: ¡no es una protesta! El gato no busca venganza ni está llamando la atención; algo ha ido mal en su mundo y se necesita un poco de trabajo de detective para determinar qué ha sido.


Limpiar las áreas ensuciadas

Independientemente de si ha sido un accidente real o no, una vez que el gato haya defecado en un lugar concreto, su sensible olfato lo guiará a usar este lugar como lavabo regularmente.

La mejor manera de romper esta costumbre es mantener al gato lejos de esta zona el mayor tiempo posible, eliminar cualquier olor que el gato pueda detectar y cambiar la geografía del lugar utilizando los muebles para bloquear el acceso. Lave el área con una solución de 10% de un detergente en polvo biológico o enzimático, luego aclare con agua fría y deje secar.

¿Por qué mi gato defeca en casa?

Hay varias razones por las que un gato puede empezar a defecar en casa. Aquí tiene una lista de las razones más frecuentes junto con sus posibles soluciones:

Enfermedad

Una enfermedad del tracto urinario o diarrea puede ser la causa ya que el gato se siente incómodo o bien, sencillamente, no puede llegar a tiempo a la bandeja sanitaria o al exterior. Posible solución: el tratamiento por parte de un veterinario normalmente devolverá los hábitos del gato a una pauta normal y aceptable. Ocasionalmente, los gatos seguirán defecando si se han sentido incómodos en la bandeja así que puede resultar necesario proporcionarles una bandeja adicional para animarlos a usarla.


Edad avanzada

Un gato mayor puede no querer salir al exterior si hace mal tiempo o puede tener problemas al usar la gatera debido al dolor de las articulaciones. Cuando el gato envejece, se vuelve más inseguro y puede sentirse amenazado por la presencia de otros gatos en el territorio. Posible solución: es casi inevitable que en alguna etapa los gatos mayores necesiten un aseo seguro y accesible en casa. Proporcionarles una bandeja sanitaria en casa, si no la tienen, a menudo resuelve este problema. Siempre es importante descartar las causas médicas de defecación inapropiada en gatos mayores.

Miedo o ansiedad

Los gatos son de lo más vulnerables cuando defecan fuera y, más aún si se sienten amenazados. El problema más grande normalmente son otros gatos pero podría ser el perro del vecino o incluso un ruido fuerte y repentino. Posible solución: Proporcionarle una bandeja sanitaria discreta en casa quitará la sensación de ansiedad y la necesidad del gato de tomar la decisión consciente de encontrar un lugar conveniente para hacer sus necesidades. Acompañar al gato en sus visitas al jardín también puede ayudar.

Es posible que su gato haya escogido un lugar alejado de la casa para hacer sus necesidades por lo que puede resultar útil hacer su jardín más atractivo en caso de que tenga una casa con jardín. Cree un área del suelo en un rincón que esté relativamente cerca de casa (para que le sea fácil volver a refugiarse en casa) y añada una alta proporción de tierra o arena sin turba.


Presencia de extraños

Ocasionalmente un gato orina o defeca en casa si hay extraños y el acceso a la bandeja sanitaria o al exterior requiere que el gato pase por la misma habitación que el visitante. Algunos gatos sufren de la ansiedad de “solo en casa” cuando sus dueños se van y les dejan solos a defender la casa. La presencia de un extraño que cuide de ellos puede hacer que algunos gatos se sientan amenazados y consiguientemente “marquen” el área, particularmente la cama del dueño, que tiene un olor fuerte, familiar y tranquilizante. Posible solución: ¡coloque la bandeja sanitaria en la habitación donde el gato busca refugio por si le entran ganas de ir al lavabo! La mejor manera de evitar la defecación cuando está “solo en casa” es tener la puerta del dormitorio cerrada y procurar que alguien conocido cuide del gato cuando usted no esté. Algunos gatos son especialmente susceptibles al estrés de quedarse solos y una visita a una residencia para gatos con buena reputación y buen trato, puede resultar beneficiosa para ellos.

Ayuda de un especialista

La defecación inapropiada en muchos gatos puede curarse con ayuda de las técnicas descritas aquí. En algunos casos el problema puede ser más persistente y es más recomendable discutirlo con su veterinario que dejar que se solucione por sí solo.


Fuente: Feline Advisory Board [Comité de expertos en felinos]                               Web:  www.fabcats.org

Foyel