Problemas digestivos en perros provocan numerosas visitas al veterinario. Y entre ellos, la gastroenteritis es uno de los más frecuentes. Caracterizada por diarreas y vómitos, la gastroenteritis o inflamación del aparato digestivo puede costar la vida al can si no se trata a tiempo. Pero, ¿cuáles son sus causas? Algunos de los motivos más habituales son las infecciones provocadas por enfermedades como el parvovirus, la leptospirosis, hepatitis o moquillo. Pero también producen peligrosos vómitos en perros las intoxicaciones, los parásitos intestinales, las alergias alimenticias y hasta el estrés acumulado por el síndrome por ansiedad de separación, cuando el animal se queda solo en casa. En este artículo se detallan las cinco causas más frecuentes para los vómitos en perros (desde alimentos o la ingestión de césped) y cuál es el tratamiento.

1. Mi perro vomita la comida, ¿qué hago mal?

Los perros no tienen una flora bacteriana tan variada como la de las personas. Por eso, las modificaciones bruscas en su alimentación pueden provocar problemas como vómitos. Esto no significa que tengan que comer siempre su pienso como única fuente de alimentación, ni que este tenga que ser siempre el mismo: los ajustes de la alimentación del can según su edad y características son necesarios. Sin embargo, los cambios bruscos, las comidas grasas y los excesos es frecuente que se traduzcan en problemas estomacales y vómitos.

Aquí se aborda cómo los cambios de alimentación pueden causar vómitos en los perros.

Imagen: Inna_Astakhova

2. ¿Por qué los perros comen hierba y después vomitan?

Ocho de cada diez canes comen hierba, si tienen acceso a ella. “Los perros comen hierbas y otras plantas porque les ayuda a regurgitar o vomitar y, por tanto, a limpiar su estómago“, explica el veterinario y nutricionista canino Carlos Alberto Gutiérrez. Los dolores de estómago explican muchas veces que coma césped. En otras ocasiones, “el can intenta vomitar algo que ha ingerido, algún objeto extraño, como una piedra, una pelota o restos de basura”, añade el veterinario Adrián Aguilera.

  • Aquí está toda la información para saber por qué los perros comen hierba y después vomitan.

3. Perros con intolerancia alimentaria y vómitos

Los vómitos, junto con diarreas, son algunas señales que apuntan que el animal padece intolerancia a determinados alimentos. La intolerancia alimentaria en perros es un proceso localizado en la zona intestinal, con síntomas como gases, molestias en el área abdominal y diarrea. Algunas causas frecuentes de las intolerancias alimentarias caninas son una reacción tóxica o la incapacidad de metabolizar un alimento, como ocurre con la lactosa de la leche.

Aquí se aportan los datos para saber qué alimentos causan intolerancia en perros y cómo evitarlos.

Imagen: willeecole

4. Indigestiones en el perro con vómitos

Los canes que vomitan tras comer, y se muestran desganados, pueden sufrir un proceso de digestión pesada o indigestión. También la llamada “postura de rezo” en el perro puede alertar de que sufre una indigestión: el animal se coloca en una posición similar a la de los musulmanes cuando rezan, con el fin de aliviar las molestias que tiene en el estómago.

Los alimentos caninos de buena calidad y ajustados a su tamaño, edad, estado de salud y actividad física son la mejor manera de prevenir las digestiones pesadas. ¿El motivo? La adecuada digestibilidad de un alimento de calidad para el can le permite aprovechar los nutrientes y reduce el riesgo de problemas digestivos.

  • Aquí se dan consejos veterinarios para evitar indigestiones y vómitos en perros.

5. Mi perro vomita cuando está solo, ¿sufre ansiedad?

Un perro que sufre ansiedad por separación cuando se queda solo en casa puede manifestarlo con destrozos no habituales en casa. Otros avisos que pueden revelar que el can padece elsíndrome de la ansiedad por separación son los ladridos y lloros continuados. Pero, cuando la angustia es muy acusada, el perro que tiene ansiedad durante la soledad puede vomitar y sufrir diarreas durante la ausencia de su familia humana.

  • Aquí hay varios consejos veterinarios para prevenir la ansiedad por separación en perros.

Vómitos en perros: tratamiento

Los vómitos en el perro no son una enfermedad aislada, sino los síntomas provocados por diversas causas, como una alergia alimentaria, intolerancia o gastroenteritis. El color, frecuencia y tipo de vómito son claves que sirven al veterinario para conocer el motivo. Esto explica por qué recoger una pequeña muestra de su vómito le ayudará a acertar con el diagnóstico y tratamiento del peludo amigo.

La hidratación de un can que pierde líquido a través del vómito es fundamental. También lo es frenar los vómitos frecuentes que irritan su estómago. Por eso, el veterinario recetará un medicamento con el objeto de pararlos y tratará la enfermedad que los origine.

Autor: Eva San Martín

Web: www.consumer.es