por-que-gatos-duermen-piernas

Dicen que los gatos son ariscos y distantes pero los que tenemos uno bien sabemos que a la hora de sentarnos en el sofá a ver la tele les falta tiempo para acercarse a nuestras piernas y tumbarse encima de nosotros para tener dulces sueños, ¿por qué hacen esto?

Los felinos no solo se tumban encima de las piernas, el pecho, los pies y la cabeza también son partes de nuestro cuerpo donde les gusta echarle la siesta. Científicos británicos han investigado la razón de este comportamiento. Ya sabemos que “todo” está investigado en el mundo animal.

En la investigación se llegaron a tres teorías por las que los gatos duermen encima de sus humanos:

· Buscan nuestro calor.

Los gatos tienen una temperatura de unos 38,6ºC, es por eso que buscan los rincones más calientes de la casa, necesitan tumbarse en esos lugares para mantener su calor cuando están dormidos. De ahí que les encuentres a menudo durmiendo en sitios donde llegan los rayos del sol, encima de la nevera o en un radiador, y también en las partes de nuestro cuerpo por las que más calor irradiamos: las extremidades y la cabeza.

Por esta misma razón, cuando tenemos una dolencia en alguna parte de nuestro cuerpo, nuestro gato se sitúa en ella para dormir. Esas zonas suelen desprender más calor. Nada que ver con el mito de que nos ayudan a curarnos los males posándose en la zona de dolor.

· Para darnos amor.

Los gatos no nos siguen a todas partes de forma sumisa como suelen hacerlo los perros, pero no por eso nos quieren menos. Ellos viven su independencia y nos muestran su amor en distintas situaciones del día, por ejemplo, durmiendo encima de nosotros.

Se suelen pasar el día solos o curioseando por la casa a su aire, por eso ese momento es el de recibir y dar amor. Sois un equipo y este rato tumbado juntos refuerza el vínculo. Quiere tu atención y disfruta de tu compañía.

· Propiedad y protección.

Como decimos, sois un equipo, esto significa que tu felino te siente como parte de su grupo, eres de “su propiedad” y este momento le vale para darte besos, con lo que demuestra su amor pero también impregna su olor en ti.

Es probable que en este momento también te amase con su patitas delanteras, esto lo hacían cuando eran pequeños para masajear las mamas de su madre cuando mamaban. Ahora lo hacen como instinto más primario, sienten esa protección y comodidad contigo, la misma que sentían con su madre. Contigo se sienten protegidos y pueden dormir tranquilos.

Web: www.mascoteros.com