Cuando vemos a un perro aullando se nos viene a la cabeza su pariente lejano el lobo. No hay nada tan majestuoso en la naturaleza cómo ver a este cánido aullando a la luna. Como descendiente del lobo, nuestro perro puedo aullar por varias razones, en este artículo te las contamos.

 

Lobo aullándo

 

¿Por qué aúlla mi perro?

Si volvemos a fijarnos en los lobos, ellos aúllan por varias razones: para indicar su emplazamiento, para delimitar su territorio frente a otras manadas de lobos, para convocar a su manada y en época de celo para encontrarse para el apareamiento.

Tanto el aullido, como el ladrido forman parte del repertorio comunicativo los perros. Con la domesticación la forma de interactuar con los humanos cambió significativamente, decantándose cada vez más por el ladrido en vez de por el aullido como forma de comunicación para llamar la atención. A esto también hay que sumarle la selección que la humanidad ha ido realizando por razas como nos explican en la web DogsPlanet.com.

 

Husky siberiano

 

Un perro puede aullar alguna vez  o no aullar nunca. Existen razas de tipo primitivo como el Alaskan Malamute, el Husky Siberiano o el Samoyedo que si siguen aullando a día de hoy. Pero esta conducta también se da con frecuencia en razas destinadas históricamente a la caza como el Dachshund o teckel, Beagle, Bloodhound o Foxhound. En el caso de los primeros son perros que han variado poco en miles de años desde que vivían en el frío norte y eran utilizados como perros de trineo. En el caso de los segundos su marcada herencia genética en la cría de razas utilizadas para diferentes usos en la caza, ha hecho del aullido una forma de comunicación para indicar a su dueño donde se encontraba el animal que había sido cazado. El cazador fácilmente podía reconocer el aullido y por ende a la presa que había disparado.

 

¿Qué quiere expresar el perro con el aullido?

Nuestro «peludo» a través del aullido tiene varios mensajes para expresar. Es una gran herencia que les ha dejado su pasado salvaje. Es una fuente importante de información sobre su estado emocional y de salud.

 

Labrador aullando

 

Ansiedad por separación

Si su amigo humano se va de casa y él se queda lo refleja en modo de llamada, para advertir que él se ha quedado solo. Esto no le gusta en absoluto y lo hace notar mediante un aullido. La ansiedad por separación puede tener otras consecuencias debido a que el perro se aburre. Es importante dejar a su alcance juguetes con los que se entretenga y en el caso de que este comportamiento vaya a más consultar con un etólogo.

Solicitud de ayuda

«Estoy enfermo por favor ayúdame». Está pidiendo ayuda porque se encuentra o herido o le duele algo. Suele ser un aullido repentino y corto.

Comunicarse con otros perros

Es una llamada de tipo «chicos que estoy aquí ¿qué hacéis? Pretende aunar lazos con otros congéneres.

Llamar la atención

Si hay algo que se escapa de lo habitual nuestro «peludete» puede avisarnos en forma de aullido.

Marcaje de territorio

Diríamos que significa «este territorio es mío no te acerques», corres el riesgo de ser atacado.

 

Perros aullando

 

¿Por qué aúllan los perros a las ambulancias o coches de policía?

Hay perros que cuando pasa un coche de policía o una ambulancia y lleva la sirena encendida empiezan a aullar. Este tipo de sonido agudo les recuerda a los aullidos de sus semejantes y el aullido forma parte de la respuesta emitida por el perro cuando alguno de estos vehículos emplea  la sirena.

 

Autora: Antonia Villalba