¿A quién no le apetece un baño con la llegada de calor?

Se avecina el buen tiempo y con la llegada del calor a todos nos gusta refrescarnos. Sí no podemos ir a la playa o a un pantano cercano para que nuestro «amigo peludo» se dé un baño, siempre podemos hacernos con una piscina para perros. Las hay de varios tamaños: pequeñas, medianas, grandes y por supuesto para compartir con nuestro mejor amigo y disfrutar de un baño lleno de diversión.

Ventajas de las piscinas para perros

Aquí os presentamos una serie de ventajas a tener en cuenta:

  • Con el ejercicio nuestra mascota fortalece sus músculos
  • Libera estrés
  • Combate la ansiedad
  • Es un excelente medio para proteger al perro del calor durante el período estival
  • Consolida el vínculo con tu mascota mediante la implicación en el juego
  • Se pueden utilizar también como bañera para el acicalamiento de nuestro perro

Piscina para perros

¿Qué tipos de piscinas hay?

Como nuestro «peludo» es una parte importante de la familia los fabricantes han desarrollado una gran gama para que podamos elegir según nuestras necesidades. Así nos encontramos:

  • Piscinas hinchables: destinadas fundamentalmente a cachorros o para perros de raza pequeña
  • Piscinas rígidas: son piscinas que están realizadas de un material altamente duradero. Suelen utilizar estructuras que aportan una gran firmeza.
  • Piscinas plegables: son muy prácticas, la instalación es rápida y a la hora de guardarlas no ocupan mucho espacio ya que se doblan con gran facilidad. Cuentan con un sistema de drenaje para su limpieza y vaciado rápido.
  • Piscinas de una sola pieza: suelen estar realizadas en PVC pero su almacenaje debido a su volumen es complicado.
  • Piscinas por tallas: dependiendo de la talla de tu mascota hay una gran variedad en el mercado Hay piscinas desde 20 cm. a 60 cm. de profundidad con diámetros de entre 80 cm. y 120 cm.

Características de las piscinas para perros

Al ser elementos especialmente diseñados para nuestros perros se componen de materiales con gran durabilidad. La mayoría de ellas están realizadas con materiales de PVC de alta calidad que son muy resistentes. Además son fáciles de montar y desmontar. El almacenaje también es una característica a tener en cuenta para cuando no esté en uso, pero como las hay que se pueden plegar no ocupan demasiado espacio. Otro punto a su favor es que el suelo de las piscinas es autodeslizante para evitar la caída del animal mientras juega. El drenaje de estas piscinas se encuentra en un lateral permitiendo un vaciado cómodo, práctico y rápido.

Piscinas para perros

 

Conservación de la piscina

Para que este objeto de diversión canina nos sirva para muchas temporadas es necesario conservarlo en óptimas condiciones. Durante el período estival habrá que lavar la bañera de vez en cuando con agua y jabón y proceder a su enjuagado. También podemos humedecer un paño un paño con vinagre y frotar toda la superficie que tiene contacto con el agua eliminando así rastros de algas e impurezas. Cuando no vayamos a darle uso la lavaremos con agua jabonosa y muy importante secaremos en su totalidad. Una vez hecho ésto, o ideal es pasar un paño seco y posteriormente dejar secar al aire libre. Luego podremos proceder a su doblaje y almacenamiento.

Recomendaciones para el baño en la piscina de nuestro perro

  • Evita darle de comer antes de que utilice.
  • No exponer al animal en las horas del día de más calor.
  • Sí has utilizado algún producto con cloro, después del baño debes darle una pequeña ducha para eliminarlo de su pelaje.
  • No debemos dejar que beba agua de la piscina.
  • Tener cuidado con las avispas que en esta época suelen rondar las piscinas y lugares con agua.

 

Autora: Antonia Villalba