Mi perro orina por toda la casa, ¿qué le puede pasar?

Mi perro orina por toda la casa, ¿qué le puede pasar?

Si tu mascota ha empezado a orinarse en casa, ya sea por la noche o por el día, puede deberse a un aumento de producción de orina. Este aumento de la producción de orina se llama poliuria, y es un síntoma muy típico y recurrente cuando el riñón de tu animal tiene un problema. Generalmente, la poliuria viene acompañada de una polidipsia compensatoria, es decir que quizás habrás notado que tu perro bebe mucha más agua.

Aunque puede ser que no sea patológico, no se debe minimizar este signo.

Una de las patologías que cursan con PU_PD (poliuria-polidipisa), que puede tener tu perro si presenta estos síntomas es la Diabetes Insípida.

 

Perro bebiendo

¿Qué es la Diabetes insípida?

La palabra “diabetes” viene del griego y significa “a través de”. Este tipo de diabetes no está relacionada con la glucemia como es el caso de la Diabetes mellitus, sino más bien con una hormona, la vasopresina (ADH). Esta hormona es la encargada de reabsorber el agua desde la orina hasta la sangre en el riñón, aumentando la presión arterial del animal, y disminuyendo su producción de orina.

Si esta hormona ADH no funciona bien, tendremos menos reabsorción de agua al nivel renal y por lo tanto el perro orinará más. De ahí “Diabetes”, porque el agua pasa a través del animal.

 

¿Qué puede causar que la ADH no desempeñe su papel correctamente?

Pueden existir dos causas:

  • Diabetes Insípida Central: existe una menor secreción de ADH por parte de la glándula pituitaria (situada en la base del cerebro).
  • Diabetes Insípida Nefrogénica: el problema es por una disfunción de los receptores renales de la ADH. No hay reabsorción de agua en el riñó, aumentando, por tanto, la cantidad de orina producida por el animal.

 

¿Cómo se diagnostica?

Es una patología poco frecuente. Su diagnóstico se basa en eliminar todas las otras enfermedades causantes de poliuria-polidipsia como son la la insuficiencia renal crónica, la diabetes mellitus, hepatopatías, hipercalcemias, el síndrome de Cushing.

Posteriormente, el diagnóstico definitivo se puede realizar con la prueba de Desmopresina. Para ello, se administra Desmopresina que es un análogo de la ADH. Por lo tanto, si disminuye la polidipsia y la poliuria, el diagnóstico definitivo es que el perro padece Diabetes Insípida central. Si no es así, seguramente es una Diabetes Insípida nefrogénica.

 

¿Y cómo se trata?

La diabetes insípida central se puede tratar con gotas de Acetato de Desmopresina en instilación ocular. La dosis se tendrá que ajustar al iniciar el tratamiento hasta encontrar la que le corresponde.

Si tu mascota empieza a orinarse por casa y a beber más de lo normal, acude a tu veterinario. La Poliuria-Polidipsia es un signo muy frecuente en nuestras mascotas, y no debemos pasarla por alto. Hay muchas enfermedades que pueden causarla. Tu veterinario podrá diagnosticar la causa y ponerle un tratamiento adecuado.

 

Autoras:  Lucie Lagard, Mina Rousset, Ambre Malarbet

Fuente: CEU