Descripción

Entropión
Entropión – Foto propiedad de: www.oftalmologiaveterinaria.org

 

Se denomina entropión a la inversión del margen palpebral, la cual puede ser unilateral o bilateral, superior y/o inferior, total o parcial. Así mismo puede ser congénito, espástico o adquirido . El congénito, en general bilateral, se presenta con menor frecuencia en los felinos que en los caninos, siendo bastante infrecuente en el gato doméstico. La predisposición anatómica a menudo está relacionada con la raza (se sospecha predisposición genética en los gatos Persas, en el párpado inferior) y afecta a los animales más jóvenes. El entropión espástico se manifiesta con blefarospasmo por dolor debido frecuentemente a cuerpos extraños en la córnea, úlcera, queratitis, blefaritis y conjuntivitis crónica. Finalmente, el cicatrizal o adquirido aparece después de lesiones, enfermedades conjuntivales o conjuntivitis neonatales serias.

 

Patogenia

El roce de las pestañas y pelos de los párpados producirá una irritación de la córnea que irá desde una queratitis superficial hasta una úlcera corneal. La posición que va a tomar el párpado respecto al globo ocular está dada por la posición y consistencia del tarso palpebral, la presión del globo contra éste y el tono del músculo orbicular del párpado3.

Sintomatología

El animal que sufre de entropión presenta inversión de los párpados con pérdida de pelo en la zona de contacto con la córnea, epífora, blefarospasmo, conjuntivitis con secreción mucopurulenta, fotofobia y vascularización corneal en los casos crónicos, con queratitis y/o úlcera corneal.

Diagnóstico

En general es simple por observación de la inversión palpebral. La aplicación de proparacaína al 0.5% elimina el componente espástico producido por el dolor y muestra una representación más confiable de la conformación palpebral5. Por lo tanto la anestesia local tópica es importante en la búsqueda de la causa de un entropión. La xilocaína oftálmica en algunas circunstancias puede producir quemosis por lo cual no se recomienda.

Diagnóstico diferencial

a) Con otras causas de epífora: distiquiasis, triquiasis, pestañas ectópicas, puntos lagrimales imperforados o taponados, dacriocistitis y lesiones corneanas.

b) Con otras causas de blefarospasmo: distiquiasis, pestañas ectópicas, queratohelcosis, uveítis serias.

c) Enoftalmia y tisis bulbar que dan la sensación de un entropión, aunque el dolor y la epífora suelen no estar presentes.

Tratamiento

En el entropión congénito leve debe protegerse la córnea con lubricantes hasta que termine el crecimiento de la cabeza.

En el entropión espástico secundario a otros problemas oculares, la aplicación de lubricantes tópicos y el tratamiento de la patología primaria (queratitis, uveítis, etc.) pueden resolverlo.

El tratamiento quirúrgico siempre debe ser efectuado en el entropión marcado10. El procedimiento de Hotz-Celsus mediante la incisión de una media luna de piel es el más utilizado. La técnica es muy simple y está descripta en cualquier libro de cirugía oftálmica. Es importante recordar no utilizar materiales inflexibles como el nylon monofilamento por las lesiones oculares que podría provocar en el posquirúrgico. Y es preferible una reoperación posterior a la corrección excesiva que produciría ectropión cicatrizal.

 

Por: Dr.Barbenza, Héctor Guillermo                                  Web: Asoc. Medicina Felina